Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 3 Junio, 2008

NOTA DE TANO


De por sí para ser eterno segundón, o tercero o cuarto y no ganarle al que hay que ganarle mejor empezar de cero y abrirles espacio en el equipo de la primera división a los jóvenes de la cantera. En todo caso, hay una buena base entre los grandes.
Rescatemos a Wardy Alfaro, Pablo Nassar, Cristian Montero, Cristian Oviedo y Pablo Herrera, del eventual equipo titular que alineó Luis Diego Arnáez al final de la temporada, concluida con nueva derrota en el clásico.
Para seleccionar solo a estos cinco jugadores de los 11 titulares nos fijamos en aspectos futbolísticos y disciplinarios, que también cuentan en todos los equipos del mundo, menos en la Liga, que insiste en dar muchas oportunidades a jugadores que ellos mismos lo reconocen, les gusta la noche y la fiesta.
O juegan fútbol y se cuidan como profesionales o se dedican a la fiesta. Si quieren vivir en sus horas libres como Ronaldo y Ronaldinho, entonces que se dediquen a otra cosa y no a jugar profesionalmente al fútbol. Me parece que Pablo Gabas es rescatable y pare de contar entre los titulares.
Varios se van a marchar del club, en buena hora en algunos casos, sobre todo de futbolistas que no sintieron el peso y el amor de la camiseta rojinegra, unos pocos, mercaderes del fútbol que juegan al mejor postor. Otros, como Harold Wallace, que sí ama al club pero se fue desgastando con el paso de los años ante tantos contratiempos.
Del último extranjero firmado, lamentar que hizo retornar al club el pésimo ejemplo de uno de sus jóvenes astros, separado muchas veces del equipo por la atracción hacia la botella, la mujer y la noche. Lo peor y lo más grave es que lo mimaron con la renovación de su fichaje en lugar de despedirlo del equipo. Estas cosas no suceden en el Saprissa y por esto es que es campeón.
La alta competencia ya no da espacio para el atleta que no se cuida en su vida personal; pese a los antecedentes, la directiva de la Liga cierra los ojos y permite que otra vez el equipo se le desgrane con actos indisciplinarios que parecían desterrados en épocas recientes.
¿Cuántos jugadores del Alajuelense se habrán ido de fiesta la misma tarde del domingo, irrespetando el dolor de miles de sus frustrados aficionados?
Todo esto hay que limpiarlo; urge otra mentalidad en la junta directiva; menos fanatismo y mayor raciocinio y si va a seguir Arnáez o el que venga, a ver si acaso se decide a darles espacio a jóvenes como Elías Palma, Diego Estrada, Marco Ureña y otros que son liguistas del alma, que se van a matar en la cancha, contrario a lo que lamentablemente vimos el pasado domingo, en dos o tres titulares, uniformados de rojinegro, pero sin alma manuda.
La Liga está urgida de renuncias arriba, en la mitad y abajo del club para que se dé un refrescamiento, sobre todo mental en todas las esferas del equipo.

[email protected]