Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 10 Mayo, 2008

NOTA DE TANO


La serie entre Herediano y Pérez Zeledón no tiene favorito.
Solo el último partido de la temporada regular da algún leve indicio de que los florenses se podrían llevar la eliminatoria: golearon a Carmelita 4-0, mientras que los generaleños le sacaron un empate a Brujas, en mucho por una extraordinaria actuación de su portero, Dexter Lewis.
Sin embargo, esto solo fue el último paso; antes de ello el Herediano sumaba tres partidos sin victoria y los guerreros ganaban, empataban y perdían revueltos en una trifulca entre sus dirigentes y el entrenador Alejandro Giuntini.
El estratega argentino fue respaldado por su nómina y esto, señores del Herediano, es de cuidado. Nada más peligroso que un equipo que está en comunión o, lo que es lo mismo, bien conectado entre jugadores y técnico.
Ya analizamos como Santos se precipitó hacia el descenso precisamente por la falta de diálogo entre varios de sus jugadores y el entrenador trasanterior. En Pérez Zeledón no sucede eso y desde que la planilla se dio cuenta que parte de la dirigencia quería destituir a Giuntini, el equipo se paró y no pierde. Todo lo contrario, amarró los puntos necesarios en el cierre para clasificarse.
Lo bonito e interesante es que el Herediano vive una situación similar en lo que respecta a la excelente comunicación y buena vibra que le ha deparado a la nómina el fichaje de Paulo César Wanchope como entrenador.
Los seguidores del “team” están entusiasmadísimos con su ídolo y el pasado domingo mientras llenaban de goles la canasta carmela, corearon su nombre sin cesar.
Pero, como bien lo apuntó el colega Luis Fernando Rojas en la crónica de ese partido, al Herediano le hace falta mucho más fútbol si pretende salir con vida de estas instancias finales, porque puede que le alcance para sacar de lisa a Pérez, pero eventualmente ante la Liga o el Saprissa es tarea distinta.
Difícil marcar un favorito; pisarán el césped muy buenos futbolistas; dos de los mejores porteros del campeonato, González y Lewis; zagueros de mucha trayectoria como Robert Arias y Freddy Fernández; talento repartido en las piernas y mente de Tirso Guio y Jafet Soto; brío y fuerza en los jóvenes Luis Stewar Pérez y Marvin Angulo y a esperar quién moverá las redes contrarias, Diego País o Jonathan McDonald.
Pérez Zeledón acostumbrado a estas citas de cierre de campeonatos, enfrenta a un Herediano que con Javier Delgado en el Apertura, estuvo a un paso de saborear la miel del gallardete, hasta que pegó con Saprissa.
Morados y manudos esperan.
¿Qué equipos irán a sus brazos?
¿Herediano, Universidad, Brujas, Pérez?
¿Cuál de estas cuatro nóminas podrá atarantar y marear al par de grandes? Pronto habrá respuestas.

[email protected]