Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 29 Marzo, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Qué “jodido” analizar un partido que no se vio.
Qué injusto criticar a un director técnico por un trabajo eficiente o deficiente que él realizó, pero que no se observó.
No es correcto atacar sin comprobar.
De ahí lo necesario y lo importante de la labor de los fiscales, obligados por su profesión a analizar el trabajo del entrenador y el comportamiento de los jugadores, fiscales que en el caso específico del partido entre Perú y Costa Rica, son los periodistas deportivos que fueron a darle cobertura al evento.
Entre creerle a Medford o creerle por ejemplo a Alexánder Aguilar que fue el colega que dio cobertura al juego en Iquitos para Al Día, me quedo con la impresión del periodista, limpia de intereses y prejuicios. Hernán ofrece su propia versión acomodada a sus intereses, pero lo válido en este caso específico del juego en Perú, es que las opiniones del oficialismo: delegados, técnico y futbolistas y las de los comentaristas deportivos que hicieron el viaje a Perú, son coincidentes en un punto que interesa.
La Selección mejoró su nivel en comparación a los partidos últimos contra Suecia y Jamaica, pero perdió.
Coincide la prensa en que se jugó muy buen primer tiempo, luego diez minutos fatales en el arranque de la segunda parte y con el partido definido, Perú lo congeló y Costa Rica no tuvo capacidad para igualarlo.
Entonces.
¿Con qué nos quedamos?
¿Con la mejora o con la derrota?
¿Aplaudimos la mejora o criticamos la derrota?
Medford se acomoda y nos restriega en el rostro la mejora; obvia la derrota. A la prensa, dirigencia y seguidores de la “Sele” les preocupa el nuevo traspié.
A estas alturas del partido no cabe la destitución del técnico, aunque por mucho menos de este largísimo ayuno de malos resultados de la tricolor, cayeron del mismo puesto que Hernán otros entrenadores. Medford tiene suerte que el canal de televisión que botó a Pinto para poner a Guimaraes, todavía no pide su cabeza.
El discurso confundido del técnico de Costa Rica se cayó hace muchas fechas; de lo que promete antes de cada partido de fogueo, no sale nada, de manera que es imposible creerle que le va a ganar a Granada en el primer partido de la eliminatoria. La Selección Nacional perfectamente puede quedar eliminada del Mundial en esta primera serie. Nada de lo que ha demostrado en sus últimos once partidos sin triunfo, da seguridad de éxito.
Tremendo lío entonces para el cuerpo técnico y la dirigencia; nuestro entrenador prefiere jugar al golf que ir a mirar partidos del Saprissa; luce aislado del entorno; falla en convocatorias y alineaciones. ¿Lo quitamos? ¡No!, pero corramos por alguna solución que nos saque del hueco.
Nos parece que un acercamiento e intercambio de criterios tácticos y técnicos entre Medford y Jeaustin Campos, sin ningún compromiso oficial para el morado, podría ayudar a desenredar el enredo.