Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 5 Marzo, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Observé ayer el partido de vuelta entre el Milán y Arsenal, básicamente para reconocer a su final, la justa y merecida victoria de los ingleses 2-0, un equipo que fue muy superior a los anfitriones durante el juego.
Los campeones de clubes de Europa, que desde luego perderán su corona alinearon con todo su arsenal, no faltó uno solo de sus titulares, salvo Seedorf, quien fue sustituido por el joven brasileño Pato, juvenil que por cierto naufragó en los lagos del Giuseppe Meazza.
El portero Dida hace rato que no es titular, ha sido sustituido por el gigante australiano Kalac, quien mide más de dos metros y que por cierto, erró dramáticamente en el primer gol de los ingleses anotado por Fábregas, pero el triunfo de los discípulos de Arsene Wenger se estableció en la jerarquía y clase que le otorgó a la cintura del Arsenal, precisamente el español Cesc Fábregas, la figura del partido, en contraste con el flojísimo desempeño del Balón de Oro europeo, Kaká.
Entre lo que construyó Cesc y lo que no pudo armar el 22 brasileño, se marcó la diferencia a favor del visitante, que había empatado 0-0 con los rojinegros en el juego de ida.
Cambiando drásticamente de tema, me interesó mucho por asuntos de curiosidad, una nota de EFE fechada ayer en Shanghái que explica sobre el material con que se forman las medallas de los próximos Juegos Olímpicos.
“La fábrica donde se están fabricando las medallas para los Olímpicos de Pekín de este verano, para las que se utilizará, entre otros metales, cobre chileno, acaba de recibir los anillos de jade que se engarzarán en ellas.
La Corporación de Impresión de Billetes y Acuñación de Monedas de China, ubicada en Shanghái, fabricará las 6 mil medallas de oro, plata y bronce necesarias para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, con materias primas chilenas y australianas, así como, por primera vez en la historia, con un material no metálico como el jade chino.
La piedra preciosa elegida es jade de Kunlun, originario de las montañas del mismo nombre en la provincia norteña de Qinghai.
Las medallas de oro llevarán ensamblado un aro de jade blanco, las de plata, uno de jade de un verde claro, y las de bronce, una variedad de la piedra de color verde oscuro, en todos los casos formando un anillo de 57,7 milímetros de diámetro exterior, 31,9 milímetros de diámetro interior y 3 milímetros de espesor.
La mayoría del proceso de fabricación de los anillos fue hecho a mano y las medallas, con 70 milímetros de diámetro y 6 milímetros de espesor, incluirán en su diseño los cinco anillos olímpicos, el logotipo y el emblema de los juegos de Pekín 2008, y lucirán en los lazos que las sostengan un motivo de nubes y dragones”.
¿Habrá chance de mirar una joya histórica como esta, colgada del cuello de algún atleta costarricense?