Nos urge investigar e innovar
Enviar

La ausencia de política pública que contemplara inversión en investigación e innovación y sus consecuencias se pone de relieve ahora con el primer Informe Estado de la Nación sobre el tema


Nos urge investigar e innovar

El retraso que tiene el país en la consolidación de redes complejas y constantes dedicadas a la investigación en ciencia y tecnología, es otro de los retos que deberá enfrentar este gobierno.
No obstante, el cúmulo de áreas con mucho rezago en el país, algunas de las cuales se encuentran con serios problemas estructurales, hace difícil pensar que esta administración pueda echar a andar todo lo que se necesita.


La ausencia de política pública que contemplara inversión en investigación e innovación y sus consecuencias se pone de relieve ahora con el primer Informe Estado de la Nación sobre el tema.
Resulta que el pilar de lo que se realiza en materia de investigación e innovación con alta tecnología son las universidades públicas. Cuando este trabajo recae en el sector privado se sustenta en gran medida por la iniciativa extranjera.
Esta falla en las políticas ha generado una situación que hoy nos pasa la factura ya que el país no logra tampoco crear condiciones para retener el talento existente que acaba por irse al exterior.
Con las facilidades que proporcionan hoy las modernas comunicaciones, resulta realmente lamentable no haber detectado a estos costarricenses que se desempeñan en otros países, de modo que se produjera un estrecho contacto y transferencia de conocimientos entre ellos y comunidades nacionales bien organizadas para aprovechar ese intercambio.
¿Cómo es que hemos venido desperdiciando todas esas oportunidades? ¿Por qué no se dirigió el rumbo hacia esos objetivos que tan buenos resultados estarían dando a la fecha?
Se promovió un desarrollo basado principalmente en las exportaciones, en la atracción de inversión extranjera y se dieron algunos pasos a lo interior para impulsar ciertas áreas de la industria de servicios. En esos sitios debían buscar trabajo nuestros talentosos jóvenes.
¿Y todo el resto de capital humano desperdiciado y frustrado?
Los avances en el mundo son enormes y vertiginosos. Si no hacemos la tarea que debemos habremos perdido la oportunidad. Como tantas veces se ha dicho, si no somos capaces de subir al tren del progreso solo veremos a este fuera de nuestras fronteras.
Lo peor de todo esto es el tiempo perdido, porque ese no hay cómo recuperarlo. Pero ojalá este Informe Estado de la Nación sirva para que al menos tomemos conciencia de que debemos actuar.
Pero no solo deben hacerlo las universidades públicas —que afortunadamente lo hacen— sino también el sector privado. Esta es en realidad una responsabilidad de todos.


Ver comentarios