Nombre de padres en la cédula simplificaría trámites, según TSE
Foto cortesía TSE/La República
Enviar

Incluir el nombre del padre y de la madre en el dorso de la nueva cédula de identidad ha causado molestia entre los costarricenses, sin embargo, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) afirma que este tipo de información trae una serie de beneficios como simplificación de trámites.

Entre los beneficios está la fácil identificación de alguna consanguinidad con otras personas en el caso de realizar trámites en la Caja Costarricense de Seguro Social.

Además, los datos de los padres permitirían una identificación en trámites notariales, sin necesidad de realizar una consulta web.

Asimismo, para la realización de trámites en el Organismo de Poder Judicial, Fiscalía, Fuerza Pública, entre otros, “los segundos son importantes” por lo que esta información podría ser valiosa en caso de eventos de emergencia, explicó María José Alvarado, asesora de Gestión Política del TSE.

“Esta información le evitaría a funcionarios consultar la información en la web e inclusive en una central telefónica”, agregó.

De esta misma forma, la inclusión de mayor cantidad de datos dentro de la cédula favorecería a las instituciones para reducir trámites y requisitos para los mismos, en el caso de un certificado de nacimiento.

“Entre más elementos de identificación tenga la cédulas mejor permitirá la identificación de la persona”, explicó Alvarado.

El nombre de los padres se reincorporó en el nuevo formato de cédula que se inició a emitir el pasado martes.

Antes de 1998 las cédulas incluían esta información, sin embargo, el formato anterior no permitía la inclusión de estos datos, por lo que se excluyó.

Mientras tanto, el TSE expresó que este tipo de información no se excluirá de la cédula ya que no es un dato de inclusión opcional.

La nueva cédula es de policarbonato, que brindaría mayor seguridad, incluirá los datos plasmados con láser, con una imagen más grande, incluyendo el número de identificación en la parte inferior.

La imagen pequeña en la parte inferior izquierda se sustituirá por una imagen cambiante, que, dependiendo de la posición, se podrá ver la foto del ciudadano o el número de cédula.

También, el escudo nacional estará más centrado y no debajo de la foto de la persona, mientras que el número de cédula estará en relieve, sensible al tacto.

Por el reverso de la cédula se agregarán los datos de los padres, se reducirá el tamaño del código de barras y se incluirá una fotografía disminuida en escala de grises así como un microtexto, visible con lupa.

La producción de cada cédula tendrá un costo de $1,96, monto que cancelará el TSE al consorcio integrado por el Instituto Costarricense de Electricidad y la firma francesa Oberthur Technologies.


Ver comentarios