Noche mágica en el Country Club
Enviar

Noche mágica en el Country Club

Rick Michel deslumbró cantando a Sinatra


El jueves y viernes, el Country Club se vistió de gala para recibir a Rick Michel, quien con su cálida voz, homenajeó a Frank Sinatra en el centenario de su nacimiento.
Acompañado de una orquesta de más de 20 músicos, el cantante norteamericano ofreció un viaje en el tiempo desde los años 30 hasta mediados de los 60 siguiendo los éxitos del repertorio que suele realizar en Las Vegas.
El parecido del canto y la perfección en la ejecución de las canciones llevaron a más de un asistente a cerrar los ojos e imaginarse en el viejo teatro Paramount, con un whisky en la mano, escuchando a La Voz.
El show tuvo sus puntos más emotivos cuando sonaron “Fly me to the moon”, “My way” y “Strangers in the night”, la cual despertó más de un suspiro que luego se perdió entre los vientos y las cuerdas, que tuvieron gran protagonismo.
Entre canción y canción Rick Michel aprovechó para contar, brevemente, el origen de las melodías y las letras que dieron vida a los éxitos.
También se hizo tiempo para revelar un gran secreto: la forma en que Sinatra preparaba un whisky, con tres o cuatro hielos y un toque, justo y necesario, de agua fresca.
El final llegó con New York-New York, aquel tema que, con sólo sus primeros compases, se hace reconocible para todas las generaciones.
Sin embargo, la noche tuvo tanta magia, que el artista norteamericano volvió a subir al escenario ante el pedido del público que pedía seguir inmerso en el swing de la orquesta. 
El concierto finalizó alrededor de las once de la noche, aunque la voz de Sinatra continuó sonando en quienes amanecieron tarareando la melodía de alguno de sus éxitos.

Javier Adelfang
[email protected]
 

Ver comentarios