Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


“No somos un Movimiento Libertario ni reciclado ni recargado”

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 02 marzo, 2016

“Nosotros somos liberales en todos los aspectos, liberales en el área social y liberales en el área económica, sin ambages”, dijo Eliécer Feinzaig, presidente del Partido Liberal Progresista. Gerson Vargas/La República


Debido a que las ideas liberales no están bien representadas en el país, Eliécer Feinzaig y un grupo de pensadores del libre mercado, conformaron el Partido Liberal Progresista.
La nueva propuesta política no es un Movimiento Libertario “reciclado, ni recargado”, ya que hay diferencias de forma y fondo.
Despenalizar la marihuana, aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, validar la FIV sin ninguna restricción y separar a la Iglesia del Estado, son algunas de las propuestas del nuevo grupo.

¿Por qué fundar un partido liberal en Costa Rica?
A través de una página en Facebook empezamos hace un año como un grupo de pensamiento a difundir las ideas liberales, y a partir de ahí, la gente comenzó a participar y a comentar las propuestas, hasta que en determinado momento nos pidieron que nos convirtiéramos en una nueva opción política.
Después de pensarlo bien, decidimos pasar a la acción política, ya que las ideas liberales no están bien representadas en Costa Rica.

¿Se puede decir que son un Movimiento Libertario reciclado o recargado?
Para nada, en el núcleo de nuestro partido no hay gente que haya hecho carrera en el Movimiento Libertario; a lo sumo, hay personas que tuvieron un paso fugaz.
No somos un nuevo Movimiento Libertario reciclado, ni recargado, lo que pasa es que las ideas liberales, ese grupo no las representa bien.

¿Cuáles son las diferencias?
En cuanto a la comunidad sexualmente diversa, el Partido Liberal Progresista cree en el matrimonio igualitario y no en la unión de hecho, como propone ese otro partido. Asimismo, para nosotros este tema de la diversidad es una prioridad, ya que la libertad es indivisible e intocable, no podemos usar a la comunidad LGBT como plataforma política, sin defenderla como se debe.
En el plano económico, si bien partimos de principios similares, hay que destacar que nosotros somos promercado, y en ese sentido, criticamos abiertamente el capitalismo imperante en el país, en donde muchas empresas no compiten en el mercado, sino que compiten por favores del Estado.
No defendemos intereses particulares de ningún sector económico, nunca vamos a meter a los porteadores a nuestro partido para que vayan a la Asamblea.
Por otra parte, creemos abiertamente en la legalización de la marihuana sin ninguna reserva, queremos un Estado laico y además creemos que las técnicas de reproducción asistida no deben ser discriminatorias.

¿Están a favor del aborto?
No hemos fijado posición todavía sobre este tema, sin embargo, esa es una discusión que se dará con el paso del tiempo.

¿Es el Partido Liberal Progresista el grupo de la extrema derecha en el espectro político nacional?
Durante muchos años la derecha ha sido el coco del país, porque así lo han posicionado sus rivales, sin embargo, yo no entiendo el espectro político como una línea recta con dos extremos, ya que al analizar las propuestas de los partidos, uno ve muchas contradicciones, en algunas ocasiones, los partidos se ven progresistas o en otras son conservadores, pueden ser muy sociales en la parte económica o muy liberales en la parte social.
Nosotros somos liberales en todos los aspectos, liberales en el área social y liberales en el área económica, sin ambages.

¿Qué les hace pensar que el Partido Liberal Progresista triunfará?
Tenemos los pies bien puestos sobre la tierra y que nuestro objetivo en 2018 no es ganar la Presidencia de la República, sino lograr algunas diputaciones para influir en la agenda nacional.
Por otra parte, nuestro partido se ha propuesto rescatar una rica tradición liberal en Costa Rica que viene desde la segunda mitad del siglo XIX, ya que desde la fundación de la Segunda República, se ha querido borrar de los libros de historia la participación de los pensadores liberales.
Tenemos las ideas necesarias para sacar este país adelante.

¿Podrán tener éxito cuando Costa Rica ha girado hacia la izquierda en las últimas elecciones?
El resultado de la segunda ronda electoral, en la que Luis Guillermo Solís logró 1,3 millones, no refleja el giro a la izquierda que se ha señalado, ya que la verdadera Costa Rica, en términos ideológicos, fue la que votó en primera ronda.
No obstante, hay que reconocer que hay un resurgimiento de la izquierda, lo cual es una reacción lógica y normal al capitalismo de amiguismo que puso en la práctica el PLN, en donde el Estado puso en práctica políticas diseñadas para favorecer a los amigos de turno y no a la mayoría.
Ese giro a la izquierda no es una tendencia, ya que en América Latina todos esos experimentos han fracasado, lo cual les sirve a los costarricenses de ejemplo claro de por qué no se puede confiar en esas ideas; además, el pobre desempeño de este gobierno y de la fracción del PAC, convencerá a los votantes de volver sus ojos hacia otro lado.

¿Hay figuras conocidas en el partido?
Este es un movimiento nuevo, con gente nueva, que no ha participado en política o con participación en grupos minoritarios y esa es una fortaleza.