Logo La República

Sábado, 25 de mayo de 2024



INVERSIONISTA


No solo de plasma vive Ad Astra

Fabio Parreaguirre fparreaguirre@larepublica.net | Lunes 14 enero, 2013


En Ad Astra, compañía liderada por el exastronauta Franklin Chang, no solo hacen tecnología para aplicar en el espacio, como el caso de la foto, sino que este año tendrán proyectos aplicables en la Tierra. Cortesía


Servicios energéticos y ambientales son parte de la innovación

No solo de plasma vive Ad Astra

Desde el año pasado, la empresa liderada por Franklin Chang realiza nuevas líneas de negocios diferentes a su actividad principal con el motor de plasma

Si como inversionista usted piensa que la empresa Ad Astra solo se verá consolidada por la realidad del motor de plasma Vasimr, teniendo utilidades solo por las ganancias que esto genere, está muy equivocado.
Ya la empresa trabaja con otras líneas de negocios secundarias que le pueden dar muchos réditos en el futuro próximo, en especial en temas energéticos y ambientales, basados en innovación tecnológica limpia centrada en el hidrógeno.
Este 2013 la empresa liderada por Franklin Chang entregará los resultados de un proyecto de hidrógeno que ha venido realizando en los últimos dos años, así como el centro experimental de compresión y almacenamiento de hidrógeno que realiza en asociación con Recope y el desarrollo de un nuevo generador de energía portátil basado en biogás y este elemento, junto con la empresa Cummins, Ins.
“A fines de este año en diciembre se entrega un sistema experimental completo que vamos a construir acá afuera, detrás del edificio (Guanacaste), relativamente pequeño, es movible y es un preámbulo a un proyecto más grande, donde sí tendríamos una capacidad comercial”, explica Chang desde Ad Astra en Liberia.
Este paso integrará los tres componentes para desarrollar un generador como el que hoy se usa a base de diésel o gasolina, ya tienen una tercera turbina de viento del orden de 5 kilovatios, unas vez terminado se podrá comercializar este dispositivo energético en fábricas, empresas, centros comerciales, hospitales, entre otros.
En cuanto a nuevos proyectos Franklin Chang indica que tiene varias cosas “en el radar, unas más lejanas que otras, pero todas con una perspectiva de un negocio factible”.
Por ejemplo comenta sobre la posibilidad que ya había explicado años atrás a la CCSS sobre procesar los desechos bioinfecciosos de los hospitales con tecnología de plasma para desintegrarlos y convertirlos en hidrógeno, proyecto que espera retomar en este año, ya que no se realizó no por un problema técnico, sino administrativo.
Otro segmento que espera realizar es el área de tecnologías de superconductores en energías, “esto es algo que habilita el uso más eficiente de los sistemas energéticos, con el transporte de cargas eléctricas a largas distancias, sin pérdida de resistencias, crear nuevos motores superconductores, generadores y sistemas de almacenamiento de energía”, explica Chang Díaz.
Incluso comentó sobre el tema de transporte, como el caso de los trenes magnéticamente levitados, “nosotros acá en Costa Rica consideramos mucho estos temas como sueño, pero yo no lo considero así, creo que el país tienen todas las de ganar con un beneficio de este tipo de tecnologías”, terminó Chang.
Ad Astra continúa investigando una gama interesante de proyectos, que sirve para que muchos jóvenes experimenten con estas nuevas tecnologías y puedan servir en el desarrollo de nuestro país.

Fabio Parreaguirre
fparreaguirre@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.