Enviar
No se estanque
El crecimiento en las organizaciones es la meta de la mayoría de los empleados

Melissa González
[email protected]

Las razones para estancarse en una empresa y subir de puesto pueden ser variadas.
Entre estos factores puede estar que usted trabaje en una empresa con una estructura organizacional plana, donde no haya espacios para moverse, o podrían ser causas que están en las manos del propio empleado.
“Debemos recordar que mucha gente compite por las mismas posiciones aun dentro de la misma empresa, sin contar con el talento externo, y debemos demostrar que contamos con ventajas competitivas frente a los demás”, comentó Alicia del Río, gerente de Manpower Costa Rica.
Ante esto es importante que usted valore su posición y hacia donde quiere ir.


Los errores más comunes

Caer en una zona de confort: esto sucede cuando se maneja de una manera óptima el puesto y lleva a las personas a no esforzarse más por entregar un extra.

No actualizarse: hoy en día el mundo laboral cambia tan rápido que una carrera profesional empieza a quedarse obsoleta después de por lo menos un año, siempre debe estar a la vanguardia del conocimiento.

No saber qué pasa: es importante conocer cómo se esta moviendo el entorno y cuáles son las tendencias que imperarán en el giro de negocio que se desarrolla, esto da una visibilidad de qué cambios se podrían avecinar y estar preparados.

No saber a dónde quiere ir: debe valorar cuál quiere que sea su siguiente paso en la organización y visualizar cuáles son las competencias necesarias para llevarlo a cabo, de esta manera se puede preparar y desarrollar, estar listo para cuando la oportunidad se genere.

Fuente: Alicia del Río, gerente de Manpower Costa Rica.


Recomendaciones

Hablar en las reuniones
Quedarse en silencio durante una reunión es inadmisible, se dice que las primeras dos o tres personas que hablan son vistas como más seguras de sí mismas y asertivas.

Diga “no” cuando quiere decir “no”
Puede sonar inapropiado, pero si le piden que haga algo que usted no puede en el tiempo estimado o no se siente confortable, es probablemente la manera de hacerlo. Trate de tener alguna alternativa para que “no” no sea la última palabra en la mente de su jefe cuando se vaya.

Controle sus emociones
Si tiene un mal día, no deje todo de lado. Llorar en el trabajo puede dañar seriamente su reputación y su carrera. Esto no quiere decir que no hay excepciones.

Refuerce sus habilidades para negociar
Tener conocimiento de cuánto ganan las personas en su campo y de su nivel profesional es importante, así usted tendrá las armas para negociar un mejor salario.

Fuente: Forbes


Arnoldo Madrigal
Director ejecutivo de Yo Emprendedor

“Puede ser que la persona se quede trabajando con una tecnología y en un área de confort, de forma que se estanca y no se da cuenta de que las cosas se están moviendo alrededor. El otro asunto es llegar a una edad en la que ya no dan ganas de arrancar y uno no quiere asumir riesgos, puede saber que hay oportunidades pero no quiere empezar otra vez en otra organización por ejemplo”.

Daniel Valverde
Gerente de Marca y de Ventas de KFC Costa Rica

“Independientemente del rango con que una persona ingresa a una empresa lo más importante es saber si existe la posibilidad de crecimiento, si tiene un plan de desarrollo estructurado, que tenga las reglas claras desde el punto de vista del entorno. En cuanto al colaborador considero que el principal eje es la actitud; si el trabajo brilla, la persona asciende”.

Layla Poveda

Socia directora de Calidad de Comunicación Corporativa Ketchum, Centroamérica

“Las oportunidades de crecimiento y desarrollo existen y pueden alcanzarse, pero muchas veces, dependen de nosotros, de nuestro desempeño, visión, interés, compromiso, actitud y de la pasión con que asumamos cada reto”.
Ver comentarios