Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


No más bocadillos gratis en feria de móviles de Barcelona

Bloomberg | Miércoles 27 febrero, 2013

Los nuevos clientes asistentes a la Feria Mobile, que se desarrollo en Barcelona, pre


No más bocadillos gratis en feria de móviles de Barcelona

El público del Mobile World Congress de esta semana en Barcelona, acostumbrado a los deslumbrantes espectáculos de presentación de productos, los refrigerios gratuitos y las lujosas fiestas del evento anual, esta vez debería moderar sus expectativas.

Los operadores y los fabricantes de equipos de redes de Europa, que suelen ser la presencia predominante de la exposición, están reduciendo gastos en tanto la carga de deuda y la contracción de la economía del continente reducen las utilidades. Los recortes de gastos que abarcan desde enviar menos personal a eliminar los snacks gratuitos indican que empresas como Vodafone Group Plc y Nokia Siemens Networks se concentrarán en las reuniones de negocios más que en brindar un espectáculo.
Eso deja más espacio para que los competidores asiáticos y estadounidenses aumenten su visibilidad, lo que refleja el cambio de panorama competitivo de la industria.
Mientras que las compañías tecnológicas europeas despiden trabajadores y venden activos, sus pares de Huawei Technologies Co. de China y Qualcomm Inc. de los Estados Unidos informan un aumento de la facturación y las ganancias, gracias a la mayor demanda de smartphones y tablets.
“Lo que vemos en el evento refleja las tendencias que tenemos en la industria”, dijo Michael O’Hara, director de comercialización de la asociación de operadores móviles y el organizador del congreso GSMA. “Europa es la pieza más floja de la ecuación”.
Huawei, Qualcomm y Samsung Electronics Co. de Corea del Sur ocupan la mayor parte del espacio este año, junto con la excepción europea Ericsson AB. Su creciente presencia ha desbancado del podio a Alcatel-Lucent SA y Nokia Siemens después de años de ser los líderes del evento, señaló O’Hara.
Los organizadores esperan 70 mil asistentes, por encima de los 60 mil del año pasado, lo que subraya la magnitud de la oportunidad para contactarse con posibles clientes, socios e inversores.
Lo que gasten las compañías para tener impacto en gran medida dependerá del espacio que alquilen, cuántos ejecutivos envíen, la publicidad local y, para algunos, la comida, las bebidas y la utilería.
El año pasado, el evento generó más de 300 millones de euros ($395 millones) para la ciudad.

Barcelona