Enviar
¡No hubo clásico!
La CCSS cerró el Ricardo Saprissa por la deuda de ¢720.114.583 que tienen los morados

Cristian Williams
[email protected]

Mientras Saprissa y Alajuelense estaban concentrados, las boleterías abrían, los revendedores aparecían y el clásico comenzaba a “calentar”, cayó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), como un balde de agua fría y se trajo todo abajo.
Pasadas las 8 a.m., funcionarios de la institución se apersonaron al estadio Ricardo Saprissa, sellos en mano y alertaron del cierre, para con ello quedar suspendido el compromiso entre morados y manudos, que estaba programado para las 8 p.m.
Los jugadores de Saprissa fueron sacados del Hotel Casa Conde, donde estaban concentrados, para que regresaran al estadio a recoger sus pertenencias y retirar sus autos del parqueo interno.
Las reacciones se comenzaron a dar de inmediato, las opiniones eran diversas, mientras la parte administrativa y hasta los de la Ultra, sacaban sus pertenencias, por el riesgo de no poder contar con ellas por los próximos cinco días, que es el tiempo que el reducto morado permanecerá cerrado.
La razón del cierre, según la Caja, es una gran deuda de los morados, por cuotas atrasadas que asciende a ¢720.114.583. Por su parte, Saprissa salió al paso del proceder de la institución rectora de la salud y consideró de “dictatorial” la medida.
“Se cierra porque le da la gana a la Caja. Saprissa está absolutamente al día con los pagos cotidianos y mensuales con la Caja, pero esa es una planilla adicional del año 2006 que Saprissa tiene impugnada en sede judicial. Sin embargo, como la administración tiene potestad de imperio puede ejecutar la acción sin esperar el fallo”, comentó Jorge González, abogado del Saprissa, quien también agregó, que “la Caja pretende darse fama al venir a cerrar el estadio previo a un clásico, cuando sabemos que hay miles de instituciones atrasadas con los pagos. Es muy lindo lucirse con el deporte”, dijo de manera enérgica González.
Con una actitud menos confrontativa, Víctor Badilla, gerente de Saprissa, externó que ante el cierre
“vamos a seguir trabajando normal, retornamos a las prácticas para el partido del domingo contra Cartaginés.
Es nada más de reprogramar el partido. Próximamente les diremos cuándo será. Esperamos que la selección no se afecte. Hicimos el esfuerzo para jugar con todos los seleccionados y no se pudo. Ahora es ingerencia de Unafut, pero el clásico lo jugamos con los seleccionados, eso no lo vamos a cambiar. El calendario no tiene campo. La solución sería correr todo el calendario, no terminar 20 sino posiblemente el 23 de diciembre”, apuntó Badilla.
Por motivo de una “responsabilidad solidaria” la CCSS decidió cerrar varias empresas en todo el país relacionadas con el cuadro tibaseño, que también son propiedad del empresario mexicano Jorge Vergara.
Todas las empresas cerradas son las siguientes Saprissa de Corazón, Omnilife Costa Rica, Saprissa Comercial de Tibás S.A. y Deportivo Guadalajara Sociedad Anónima de capital variable, detalló Manuel Ugarte, gerente financiero de la Caja, en conferencia de prensa.
A la par de lo acontecido con el cierre del estadio Ricardo Saprissa, el ente estatal anunció que está investigando entre otros equipos a Liberia Mía, debido a que los pamperos reportan salarios bajos y no tiene deuda alguna en ese sentido.


La caja se sacude

Tras el descargo de Saprissa ante el cierre de su estadio, la Caja Costarricense de Seguro Social emitió un comunicado en el que aclara las razones que la llevaron al cierre del inmueble.
Manuel Ugarte, gerente financiero de la institución, detalló que lo adeudado por Saprissa corresponde a una planilla adicional facturada en junio de 2006, por omisiones y diferencias salariales del periodo de octubre de 1999 a agosto de 2004 por un monto de ¢706.226.735 más costas, cuota especial de julio 2009 y costa de arreglo de pago de agosto, setiembre y octubre 2009, por un monto de ¢14.017.275.
“La acción se ejecutó luego de un proceso de cierre que arrancó con el traslado de cargos en setiembre de 2005 y un largo procedimiento con diversas instancias de apelación para el club de fútbol, las cuales concluyeron el 22 de abril del presente año con la designación de los ejecutores del cierre material del negocio”, indica la nota.
Consultado sobre la posibilidad de que la prórroga de cierre del estado afecte el partido que la selección nacional jugará contra Uruguay, señaló que la sanción es contra el patrono moroso únicamente.
Ver comentarios