Enviar
Viernes 7 Septiembre, 2007

No hay que dejarse confundir

“Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz”. José Martí

El Sr. Humberto Pacheco no pierde oportunidad para denigrar a Cuba y su Presidente. Habla de cualquier tema e incluye a nuestro país. Su última columna del 4 de septiembre es un buen ejemplo. Le recomendaría ajustarse a los textos originales y no dejarse confundir por las manipulaciones mediáticas.
Debería estudiar la historia de Cuba e informarse de lo que allí ocurre realmente. Las cifras de muertos e incapacitados como consecuencia de acciones terroristas patrocinadas por el Gobierno de los Estados Unidos, superan los 3.478 y 2.099, respectivamente. Esa es la sangre que en nuestro país se ha derramado.
El 24 de febrero de 1976 hubo un referendo sobre la actual Constitución. Fue aprobada por el 95,2% de los electores. Cada dos años y medio hay elecciones para autoridades municipales y cada cinco para las nacionales y provinciales. En todos los procesos electorales participa más del 95% de los electores. Se debería comparar con otros países donde el abstencionismo es creciente.
Todos los ciudadanos cubanos tenemos derecho a postular; elegir y ser elegidos. Los electos tienen que rendir cuentas a sus electores quienes pueden revocarle el mandato en cualquier momento si no cumplen con sus deberes y obligaciones. Nuestra democracia popular no se limita a ser representativa, es también participativa. No se permiten las campañas políticas ni se derrochan cifras millonarias para promocionar a un candidato como una mercancía.
El sábado 1º de septiembre comenzó el proceso de nominación de candidatos a las próximas elecciones. En 198 circunscripciones, participaron más de 28.500 electores, el 86,1% de los residentes en las demarcaciones. Fueron postulados 204 candidatos. El 27,9% son mujeres y el 15,7% tiene menos de 35 años de edad.
En la reflexión a la que alude el Sr. Pacheco, Fidel dice: “En Estados Unidos se puede tener una minoría de votos y ganar la Presidencia. Fue lo que le pasó a Bush. Contar con la mayoría de votos de electores y perder la Presidencia fue lo que sucedió con Gore. De ahí se deriva que el Estado de la Florida, por el número de votos presidenciales que otorga, sea codiciado por todos”.
En todo el texto se pueden encontrar informaciones de mucho interés. Fidel no la emprendió contra los candidatos demócratas. Dio una breve pincelada del carácter corrupto del sistema político en ese país.
El Sr. Pacheco expresa que las sanciones norteamericanas contra nuestro país son una excusa “para seguir usurpando el poder”. Bienvenido sería que nos quitaran la excusa. Habría que preguntarse por qué no lo hacen. Sin embargo, debo aclararle que el poder en Cuba es indelegable. Lo ejerce la mayoría abrumadora del pueblo que lo conquistó derramando la sangre de sus nobles hijos en lucha desigual contra la tiranía de Batista y lo ha defendido durante casi 50 años frente a las agresiones de la mayor potencia militar.
El bloqueo, o las sanciones, como le llama el Sr. Pacheco, se derrumbarán algún día por ilegales, inmorales y violatorias del derecho internacional. Además porque no conseguirán jamás su objetivo de derrocar nuestra Revolución. El pueblo cubano ha resistido y vencido casi medio siglo de guerra económica y está dispuesto a luchar contra ella durante 50 siglos si fuera necesario.
Si algún merito tiene nuestro pueblo es haber demostrado al mundo que se puede vivir con dignidad sin someterse a la potencia imperial.
Martí dijo: “En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres”.

Lic. Jorge Rodríguez Hernández
Cónsul General de la República de Cuba
Pasaporte D247791