Enviar
Viernes 15 Noviembre, 2013

Debe terminar de una vez por todas la displicencia con que actúan la Sutel y la Rectoría de Telecomunicaciones con el tema de la información


No hay apertura celular

La portabilidad no es el paso final de la apertura celular.
Una vez cumplido este trámite ya no hay excusa para que tanto operadores como reguladores sigan dilatando  la entrega oportuna de datos e información estadística del mercado en un tiempo prudencial, algo que hasta ahora ha sido imposible conocer.
En todos los mercados donde están presentes los operadores Claro y Movistar, su información es pública, por estar dentro de bolsa.  Es sencillo para cualquiera saber cómo ha invertido su dinero, en qué debe, si tiene ganancias o pérdidas. Solo aquí eso es algo imposible de conocer con los datos exactos, pues la información se envía como conglomerado y se presenta en bloque para toda la operación de Centroamérica.
En Costa Rica de momento parte de esta información solo es posible conocerla del ICE, que trimestre a trimestre debe publicar sus estados financieros conforme al mandato que establece el ser una entidad del Estado.
Desventaja para el incumbente que abre de par en par su información y no puede conocer la de su competencia.
Churn rate.  O tasa de cancelación de clientes. Ese número mágico que ahora con la portabilidad cobrará más importancia. Hay estimaciones, hay proyecciones, pero no hay certeza de cuánta es realmente la cantidad de personas que se cambian de empresa mes a mes, algo que en cualquier mercado medianamente maduro es prácticamente una exigencia darlo a conocer.
Y no es solo cosa de los operadores. Debe terminar de una vez por todas la displicencia con que actúan la Sutel y la Rectoría de Telecomunicaciones con el tema de la información.
No dudo que la Sutel lleve día a día un registro de cómo actúa el mercado, pero poco hace la información acumulando polvo en los anaqueles de la institución, si la gente no tiene acceso a esta o peor aún, si cuando la saca a la luz pública ya es añeja y telarañosa.
El último compendio estadístico se presentó a mitad de este 2013, pero con información de 2010 a 2012, algo ridículo en un mercado que cambia de números semana a semana.
De la Rectoría ni que decir. Desde la salida de Hannia Vega de la entidad, el manejo estadístico pasó a segundo (o último) plano. El último estudio de tendencias tiene datos de agosto de 2012, y en el apartado de datos abiertos, información como la de brecha digital data de 2011 mientras los del mercado telecom son de mayo de 2012 (y sí, ya casi estamos en 2014).
¿Y qué me dicen de los operadores virtuales? ¿Alguien conoce realmente sus números? ¿Los incluyen dentro de los del ICE en aspectos como tiempo/aire? ¿Quién tiene esos datos?
Ojalá que una vez pasado el barullo de la portabilidad, los distintos actores nos demuestren que estamos preparados para un mercado maduro, realmente abierto, y no en uno ocultista de información.
Jamás podrá haber una apertura celular, si no existe una apertura y transparencia sobre la información.

Luis Valverde

Jefe de Información
@luisvalveLR