Enviar
Viernes 30 Octubre, 2009

No es solo el Ministerio de Transportes

No es solo el Ministerio de Transportes el único responsable de la tragedia en el puente del Río Tárcoles, es un síntoma nacional que lógicamente afecta también al aparato estatal, el responsable de las innumerables fallas de nuestro país, con excepción tal vez, del Ministerio de Salud. Fallas que van desde la omisión hasta la ignorancia y que corroen a toda la nación. El sentido común no existe y a la libertad individual que hemos disfrutado los costarricenses por muchos años, le hemos arrebatado derechos que van más allá de los derechos de los demás. El vulgo tiene una palabra que describe este síntoma de manera excelente pero que no puedo repetir aquí… y que en cierta forma también se expresó como el famoso “porta a mí”.
Esta igualdad que hemos disfrutado por tantos años ha sido mal interpretada por muchos costarricenses y se ha convertido en la actitud preferida de nuestra burocracia, verdadero gobernante de la nación, colocando en los mandos medios el timón del país. Este síntoma también se hace presente, en menor grado pero con iguales consecuencias en la empresa privada, el comercio y la industria, poniendo a los costarricenses a vivir como ricos cuando en realidad no lo somos, soportando las consecuencias de la recesión económica mundial con mayor énfasis y sin ninguna prevención.
Todas estas calamidades que van desde la inseguridad ciudadana hasta el caos vial y los desastres naturales, podrían atenuarse mediante la prevención, como la medicina preventiva y ello solo se logra mediante una planificación adecuada, que debe ser previa e integral, obediente a Norte certero y bien definido con las estrategias adecuadas, lo que algunos llaman “proyecto país”. Algo así como el programa de gobierno de la Segunda República del 48, que bien cumplió su cometido. En contraposición al sistema “apagaincendios” tan popular en estos tiempos
Entre los aspirantes a la Presidencia de la República, es notoria la ausencia debidamente publicitada, de programas de gobierno debidamente estructurados con un Norte certero y solo se limitan a prometer lo que los votantes piden o quieren oír, sin respaldo de una plataforma de gobierno integral, bien conceptualizada y porque no, con su debido soporte ideológico.
De tal manera que no es solo el Ministerio de Transportes el único responsable del puente del Tárcoles, ojalá lo fuera, se trata de un síntoma nacional muy grave que todos quieren ignorar, especialmente los políticos, la ausencia de planificación integral pronta y cumplida.

Arq. Manuel Gutiérrez R.
Decano UACA