Enviar
Martes 16 Julio, 2013

Extendemos la invitación a los miembros de Red Solidaria y funcionarios de Aresep, para confrontar los puntos de vista de ambas partes, y llevar los resultados de esa discusión a nuestros lectores


No es reciclaje, es actualidad

El reclamo expuesto por Carolina Mora, vocera de Aresep, es válido y positivo, ante la necesidad de abrir un debate respecto a la eficiencia de las instituciones públicas.
Hoy extendemos la invitación a los miembros de Red Solidaria y funcionarios de Aresep, para confrontar los puntos de vista de ambas partes, y llevar los resultados de esa discusión a nuestros lectores.
La aplicación de las fórmulas para ajustar el precio de los servicios públicos siempre ha generado controversia, y en esta ocasión el medio lleva a discusión si la institución está utilizando, o no, el mecanismo correcto para hacer los cálculos.
Este tema interesa a todos los que recibimos el recibo de electricidad, o cuestionamos si es justa la tarifa pagada por concepto de combustibles.
Por eso, estoy en desacuerdo con la funcionaria de Aresep, porque el tema sí resulta noticioso, y nos afecta a todos.
Los medios de comunicación hemos publicado sobre los procedimientos empleados por la Aresep para fijar tarifas, debido al impacto que tiene en el costo de vida de los ciudadanos.
Solo durante el primer trimestre, los precios de los servicios regulados crecieron hasta tres veces más que la inflación.
Por ello, es válido cuestionar si las cosas se hacen de la forma correcta.
A eso se debe sumar la denuncia presentada por la Red Solidaria Nacional, quien junto a especialistas en derecho administrativo, denunciaron a la institución por la interpretación que hacen de la ley para variar las tarifas pagadas por usted.
Invito a todas las personas a revisar los informes de gestión de los señores Echandi y Arias, quienes alertan una posible distorsión en el precio que los usuarios pagamos por concepto de combustibles y electricidad.
Son ellos quienes con su conocimiento, interpretan que las cosas no se están haciendo como se debe, y esa afirmación está escrita en sus informes.
Mi responsabilidad es brindar información de interés público a nuestros lectores, de una forma que sea de fácil entendimiento.
Lo que procede es esperar la resolución de la Contraloría General de la República, y eventualmente la de los jueces si el tema llega hasta un tribunal contencioso administrativo.
Ellos dirán si la información fue oportuna.
Hoy informamos un error cometido al calcular la tarifa de la ruta de autobús de San Juan de Tobosi, cuyos usuarios pagan casi el doble de tarifa de bus que la pagada hace seis meses.
Juzgue usted señor lector, si la información es de su interés y utilidad.
La Contraloría, y eventualmente los tribunales, serán los responsables de resolver quién interpreta la ley de la forma correcta.

Fabio Parreaguirre