"No es factible recortar presupuesto"
Enviar
Presiones del Gobierno no permiten llegar a esa meta, aduce Fishman
“No es factible recortar presupuesto”

Al iniciar discusión por presupuesto en el Congreso, líder de la oposición manifiesta su indignación

Las intenciones del Poder Ejecutivo de aprobar un presupuesto con supuestos gastos superfluos para 2012 y, al mismo tiempo, querer “sacar la plata de los bolsillos de los costarricenses”, por medio de un paquete tributario, es el motivo de la actual indignación de Luis Fishman, legislador de la Unidad Social Cristiana.
A partir de hoy, cuando arranque el debate sobre el plan de gastos para el próximo año, Fishman promete una dura batalla parlamentaria, con el objetivo de denunciar las supuestas consultorías, viajes y actividades protocolarias que, de acuerdo con su criterio, están de más.

No obstante, reconoce que será difícil lograr su objetivo y recortar el presupuesto, ya que “el Gobierno presiona con afectar proyectos comunales”, que interesan a los legisladores de la oposición.
El político rojiazul considera que el paquete tributario podría no ser necesario, siempre y cuando el Estado se amarre la faja, algo que la Presidenta quiere para los costarricenses, pero no para el Poder Ejecutivo.

-¿Se avecina una discusión candente del presupuesto en el Plenario?

Por primera vez en más de 50 años se ha desmenuzado un presupuesto de esta forma, por lo que la discusión será profunda. Los costarricenses sabrán cómo se gastan sus recursos y eso es importante, sobre todo en momentos en que el que Gobierno dice ser austero para tratar de justificar un paquete tributario.

-Usted ha dicho que los recortes presupuestarios pueden ascender a más de ¢200 mil millones, lo que representa por lo menos un 50% del paquete tributario…

Si nosotros tuviéramos un gobierno que se amarra la faja y no compra mobiliario ni computadoras para 2012, elimina viajes, consultorías y actividades protocolarias, así como otros gastos superfluos, probablemente llegaríamos a esa cifra y, más importante aún, sin hacer ningún daño a las funciones esenciales del Gobierno. Este debate nos va a permitir demostrar que la presidenta Laura Chinchilla comete una gravísima injusticia, pues no se amarra la faja y, al mismo tiempo, les pide a los costarricenses que lo hagan. El plan fiscal podría no ser necesario.

-El Poder Ejecutivo sostiene que los recortes que planea la oposición afectarían la seguridad, la defensa de Calero, la protección del ambiente, el mantenimiento y reparación de carreteras y otros asuntos esenciales, ¿es cierto eso?

Todo eso son mentiras. Las rebajas que propusimos en la comisión apenas eran del 0,50% del presupuesto total de ¢5,9 billones.

-¿Tratan de dejarlo como el más malo, a usted que se presentó en la campaña electoral como el menos malo?

No le quepa la menor duda. Han montado una campaña de desprestigio desde Zapote, para tratar de hacerles creer a los costarricenses eso, pero conforme pasen los días, la gente se dará cuenta que todo lo que han dicho es falso. El nivel de mala fe ha llegado a tal extremo que el Canciller me ataca, diciendo que estoy en contra de la defensa de la Isla Calero.


-Pero, la oposición tiene los votos necesarios para abrir el plenario a comisión y aprobar una disminución del gasto en las partidas que consideren superfluas…

Lamentablemente la oposición no está unida y no hay posibilidad de amarrar los 31 votos necesarios para ganarle el pulso al PLN.

-¿Presiona el Gobierno con no favorecer proyectos comunales a los diputados para evitar recortes?

Así es. El Gobierno está usando estrategias políticas que pensé que habían sido erradicadas. Hay presiones y amenazas. Esto ha hecho que algunos legisladores teman por sus proyectos comunales, los cuales son indispensables para ellos y por eso prefieren pasar el presupuesto sin recortar nada.

-¿A quiénes está presionando el Ejecutivo?

Yo tengo compañeros de fracción que me han dicho que los están presionando. Es factible que también se estén dando amenazas a diputados de otras bancadas no oficialistas.

-¿Mide bien el Gobierno el efecto de aprobar un presupuesto supuestamente superfluo y pocos días después un paquete tributario?

Cuando los costarricenses sientan que se les está metiendo la mano en la bolsa para financiar los gastos que vamos a denunciar van a reaccionar. Este no es un pueblo domesticado. Este es el comienzo de algo que este gobierno no está midiendo.

-¿Qué pasará después?

Lo más probable es que el gobierno tenga que echar para atrás. Se va a dar cuenta que puede recortar miles de millones.

-¿Siente haber perdido la batalla en este tema, al no lograr un recorte?

No, yo me siento satisfecho con lo logrado hasta ahora, primero porque aprobamos mociones de control y eficiencia presupuestaria de programas como Avancemos, el Régimen no Contributivo de pensiones, las asociaciones de desarrollo y otros gastos de viaje y actividades que el Gobierno manejaba sin control, mientras que ahora tendrán que reportar todo a la Comisión de Ingreso y Gasto Público del Congreso.

-¿En el fondo eso no significa un recorte de los gastos superfluos?

Creo que los controles que este Congreso ejercerá sobre esos programas del gobierno, hará que a quienes antes manejaban esos dineros sin control, les dé vergüenza decir en qué andan y qué están haciendo con el dinero y al final, ese ejercicio de fiscalización será suficiente para que el ahorro sea incluso mayor a los ¢34 mil millones o ¢54 mil millones que queríamos recortar en un principio.

´Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios