Enviar
Martes 21 Febrero, 2017

Los datos de mortalidad en las vías en enero y de lo que llevamos de febrero son los peores si se les compara con los mismos meses de 2016

No más muertes ni accidentes en carretera

Los accidentes en carretera en Costa Rica han encendido las alarmas porque el repunte hasta ahora nos indica que tenemos un problema de salud pública.
Casi dos personas por día fallecieron en accidentes de tránsito durante los primeros 29 días de este año.


Los datos de mortalidad en las vías en enero y de lo que llevamos de febrero son los peores si se les compara con los mismos meses de 2016.
En cuestión de tres años, de 2013 a 2016, la tasa subió de 5,39 a 9,16 y sería aún mayor si se suman las muertes en hospitales.
Esta información es suficiente para alarmar la población, ya que un alto porcentaje de los siniestros se ha producido por factor humano.
Esto supone: exceso de confianza, falta de atención, giros indebidos, no guardar la distancia, invadir carril, conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, adelantar en lugares prohibidos, y conducir a exceso de velocidad.
Otros factores que podrían estar aumentando la cantidad de accidentes son: el mecánico o el estado del vehículo, y la hora. También los factores ambientales: como la lluvia, y la niebla, así como, una deficiente iluminación, el estado de las carreteras, y señalizaciones incorrectas.
Está claro que un accidente vial es un acontecimiento involuntario, siempre será el resultado de alguna falla mecánica o humana; esta última derivada de una acto equivocado o imprudente.
No obstante, este problema no se va resolver si no se adoptan medidas de prevención en lugar de medidas de represión. La solución a la inseguridad vial debe ser más social que técnica, porque los accidentes no son un hecho accidental, tampoco son imprevisibles, ni inevitables, pero se pueden combatir si se acaba con el alcohol entre los conductores, y si se educa a la sociedad en valores para evitar la violencia al volante.
De acuerdo con la OMS, las lesiones causadas por los accidentes en la vía ocupan la octava causa mundial de muerte. Pese a eso América Latina sigue ocupando el primer lugar en el triste ranking mundial de las regiones con las tasas de mortalidad más altas por accidentes de tránsito.
Ante esta realidad hay que tomar medidas urgentes: 1. Regulación de los límites de velocidad, 2. Educación vial a nivel escolar y 3. Mejoras a la infraestructura vial.
Por último, hay que reforzar otras acciones implementadas con más controles policiales, mayor formación e información para el conductor, seguridad vial como prioridad y una cuestión de Estado, aumento de las campañas divulgativas con la sociedad civil, la promoción de acciones preventivas y de concienciación, que involucren a toda la sociedad civil y las empresas.

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare

Fax 2556-8763 /8821-4536 /Cédula 1-612-997

[email protected]