Enviar
Fernando Naranjo, ex ministro de Hacienda, considera que el país tendría que gastar más
“No hay crisis, ni la habrá el año entrante”

• Economista augura que Banco Central tendrá que ajustar el tipo de cambio para mantener competitividad de economía

Wilmer Murillo
[email protected]

Sus manifestaciones de que el país no está en crisis ni lo estará el año entrante, pese la recesión internacional, son las percepciones de Fernando Naranjo, las cuales parecen ir a contrapelo de las circunstancias económicas mundiales.
El ex canciller, ex ministro de Hacienda y actualmente, presidente de TACA Costa Rica, considera innegable un impacto en la economía, pero sugiere que se puede contrarrestar con un remedio inusitado: con más gasto del Gobierno Central y del resto de las instituciones públicas, al mejor estilo keynesiano.

¿No es pecar de excesivo optimismo decir que no hay una crisis en Costa Rica?
Una crisis económica es como la de principios de los años 80. Cayó el Producto Interno, la inflación era de un 60% y el país carecía de capacidad para pagar la deuda externa.
Eso no quiere decir que el próximo año no va a ser difícil, pero definitivamente con problemas diferentes. Esta situación difícil no obedece a un mal manejo interno, sino a factores exógenos. Pero no es ni remotamente parecida la situación a lo que ocurrió en los ochenta.

¿Cómo se vería afectada Costa Rica?
La producción crecerá menos, aumentaría el desempleo y se podrían deteriorar los indicadores sociales. Pero en cambio la inflación será bastante baja y realmente la situación podríamos superarla en el segundo semestre.

¿Qué propone hacer para enfrentar la situación difícil?
Primero, el Gobierno tiene que aumentar el gasto público, haciendo especialmente obras de infraestructura y financiando programas sociales. Construir carreteras y calles es importantísimo, porque tiene el impacto de mitigar la situación difícil y mejorar la competitividad del país a largo plazo.
El Instituto Costarricense de Electricidad, la Caja y las instituciones públicas en general, deben participar de un esfuerzo concertado para ejecutar obra pública. La Asamblea tiene que acelerar el trámite de los préstamos con organismos internacionales para estimular el gasto.
Hay que invertir en el exterior para promocionar a Costa Rica y concluir obras como la remodelación del Juan Santamaría y el aeropuerto Daniel Oduber. Se requiere un esfuerzo inusitado para promover el turismo como fuente de divisas y de empleo. Sería delicado no hacerlo. Por último hay que poner a punto a la brevedad el TLC con Estados Unidos.

El Gobierno ha acumulado un superávit financiero. ¿Hay que gastarlo, o verlo desaparecer?
De eso se trata. No se justifica la existencia de un superávit, si a cambio se puede reactivar la economía. El gasto público debe ser expansivo y financiar el déficit con endeudamiento. Hay suficiente margen.

¿Por qué dice que el Banco Central deberá ampliar las bandas?
De no hacerlo, tendrá que aumentar más las tasas de interés y mucho. Es preferible que estas no sean tan altas como deberían para mantener la afluencia de capitales. Si se mantiene artificialmente bajo el tipo de cambio, igual que ocurrió en Brasil habría que ajustar fuertemente después los intereses.

¿Cuáles efectos prevé en el régimen de bandas?
Pienso que el Banco Central debe abrir las bandas y permitir un mayor ajuste cambiario en razón de que es lo que están haciendo la mayoría de los países de América Latina. No deberíamos quedarnos atrás, o perderemos competitividad como exportadores. Colombia y México lo hicieron y Venezuela lo hará.

¿Qué piensa de la capitalización de los bancos del Estado?
Es una medida acertada. Con una situación fiscal holgada, garantizará un crecimiento y disponibilidad del crédito el año entrante.

¿Hay riesgo de problemas en el sistema financiero?
No, pero siento que las autoridades deben vigilar y monitorear cuidadosamente la situación financiera de los bancos. No nos podemos permitir una crisis bancaria en la situación actual.

Se habla mucho de la falta de crédito. ¿Es esa la llave para crecer?
No. Durante los últimos años hubo exceso y no vamos a tener tanto como en esos años. Hay que tener cuidado de tener una buena disponibilidad, pero no un exceso de crédito.

Sus vaticinios sobre crédito, reservas, crecimiento e inflación para 2009…
La producción crecería 2,5%, la inflación sería de un 10%, el crédito crecerá un 15%. Las reservas van a caer, porque los ingresos por turismo, exportaciones y de capital no serán tan fuertes. Pero no debe preocuparnos porque el nivel actual ($3.500 millones) es alto, y porque ingresarán recursos vía préstamos.
Ver comentarios