Enviar
No al cigarro

El sábado se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, fecha para recordar la importancia de tener una vida sin humo, por su salud y la del planeta: por cada cajetilla que consume un fumador se apaga la vida de un árbol

Melissa González
[email protected]

El 31 de mayo es una fecha especial para la salud mundial, ya que se celebra el Día Mundial Sin Tabaco.
En esta fecha se unen esfuerzos para sensibilizar a la población sobre las abrumantes consecuencias que conlleva el cigarrillo, así como las posibles soluciones para dejarlo.
El fumado se ha considerado una epidemia en el mundo, pues se estima que constituye un factor de riesgo en seis de las ocho principales causas de muerte en el orbe; al año mueren 5,4 millones de personas por efectos del consumo de tabaco, según datos de la Organización Mundial de la Salud suministrados por la empresa Johnson & Johnson.
Los datos de la investigación de la OMS se recolectaron en 179 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas.
Con el paso de los años además, se ha notado un fuerte incremento en el número de fumadoras, se estima que en el mundo 23 de millones de mujeres consumen cigarrillos; en Costa Rica el porcentaje de fumadoras alcanza el 15% de la población, según datos del Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).
Entre los daños que ocasiona el cigarrillo principalmente en la mujer están: cabello reseco, arrugas prematuras, cutis sin brillo, menopausia prematura, además de otros males, según el doctor Juan Manuel Luna.
Es bien conocido además que los fumadores pasivos sufren los males del fumado, se estima que entre 37 mil y 40 mil personas mueren cada año por enfermedades causadas por el humo.
El medio ambiente es también una víctima directa del tabaco, según datos proporcionados por la empresa Pfizer, para anular el dióxido de carbono y las sustancias contaminantes que emiten 20 cigarros, se requiere el mejor esfuerzo de un árbol. Por lo que se puede decir que por cada cajetilla que consume un fumador se apaga la vida de un árbol.



Dejar el vicio

Para contener el creciente tabaquismo en el mundo, la OMS propone en su informe algunas medidas aplicables, tanto para los países pobres como para los ricos.
Entre estas destacan los impuestos al tabaco y una prohibición estricta de la publicidad de cigarros.
La institución señala, asimismo, que es importante ofrecer programas de educación y apoyo a los fumadores que quieran dejar el vicio, así como las Terapias de Reemplazo de Nicotina.
Actualmente en Costa Rica existen varias opciones como Chicles Nicorette, que son tabletas masticables que permiten la absorción oral de la nicotina evitando toxicidad y picos bruscos y altos de absorción; así como Nicorette Parches que libera nicotina en forma continua y regulada, de manera que la persona recibe la dosis que necesita durante el día y controla la ansiedad por fumar disminuyendo el riesgo de recaída.
A estas opciones se suma Champix, una pastilla para la adicción al cigarro que funciona como un inhibidor de los receptores a nivel cerebral de la nicotina.



Beneficios de dejar de fumar

• Las personas que dejan de fumar antes de los 30 años evitan más del 90% los riesgos para la salud atribuidos al tabaco.

• Dejar de fumar antes de los 50 años disminuye a la mitad el riesgo de morir en los próximos 15 años en comparación con aquellos que continúan fumando.

• Las mujeres que dejan de fumar a los 65 años incrementan su esperanza de vida por casi cuatro años en comparación con aquellas que continúan fumando.

Fuente: Información suministrada por Pfizer
Ver comentarios