Enviar
Nintendo y Sony presentan nuevas consolas
La Wii U y la PlayStation Vita son algunas de las novedades presentadas en la feria de videojuegos E3

Nintendo ha puesto ante sí un complicado objetivo: captar a los jugadores habituales sin renunciar a su propuesta para toda la familia con Wii U, que sorprendió con una pantalla táctil que abre una segunda ventana a la experiencia de juego y la promesa de títulos “hardcore” como Ninja Gaiden 3.
La conferencia de Nintendo con que abría ayer sus puertas la primera jornada de la feria de videojuegos E3 de Los Angeles tuvo como protagonista esta consola que pretende ampliar el concepto de juego en grupo de Wii (que en inglés se pronuncia como “nosotros”) a las posibilidades para el jugador individual (tú, o lo que es lo mismo, “U” en inglés).
Para ello ha creado Wii U, de la que se habló muy poco (tan solo se mencionó que será capaz de soportar contenidos en alta definición y que saldrá a la venta en 2012) más allá de su espectacular mando, que puede ser utilizado como tableta, como pantalla cuando el televisor familiar está en uso o como una ventana adicional (y táctil) que se complementa con la tele.
Dos mandos circulares, un mando en cruz, botones traseros, pantalla táctil de 6,2 pulgadas… Nintendo pretende que los jugadores “que busquen una experiencia de juego más intensa” tengan la sensación de estar sosteniendo un mando sólido, con muchas posibilidades, tantas que es necesario sujetarlo con las dos manos.
“Se trata de un nuevo mando infinitamente complejo y perfectamente sencillo al mismo tiempo que cambiará la forma de interactuar”, explicó el presidente de Nintendo América, Reggie Fils-Aime, encargado de explicar las bondades de la consola.
Por su pantalla táctil y su función para soportar el juego, el nuevo mando recuerda a una DS, pero también a una tableta, que tiene acelerómetro, ofrece la posibilidad de hacer videollamadas (cuenta solo con una cámara), hacer búsquedas online y compartir contenidos con la televisión con solo arrastrarlos hacia el monitor.
Aunque una de las grandes posibilidades de Wii U es su capacidad de que el juego continúe en la pantalla del mando sin necesidad de televisión, no renuncia a enriquecer la experiencia multijugador de manera que los usuarios que sostengan el mando con pantalla podrán ver su perspectiva como única y los jugadores con un mando convencional tendrán que conformarse con la tele a pantalla partida.
Pero lo que de verdad da credibilidad a los deseos de Nintendo de captar a todo tipo de público es la variedad de los primeros títulos anunciados para la consola, que van desde las divertidas aventuras de las LEGO City Stories hasta las experiencias de shooter más intensas de Battlefield 3.
Los mandos y los juegos de la antigua Wii, según fuentes de Nintendo España, serán compatibles con el nuevo modelo, mientras que el mando de este no podrá emplearse con la vieja consola.
Wii U será también compatible con Wii Fit, de manera que ya no será necesario encender el televisor para hacer algo tan sencillo como pesarse en el periférico de Nintendo y consultar los resultados, que se podrán ver en el mando de la nueva consola.
Por su parte Sony presentó su consola portátil PlayStation Vita, con vocación social que saldrá a la venta las próximas Navidades con títulos como Little Big Planet y Uncharted: Golden Abyss, según anunció el gigante nipón.
El vicepresidente ejecutivo de Sony, Kazuo Hirai, fue el encargado de llevar al escenario el nuevo hardware de la compañía, que ofrece una potencia gráfica sin precedentes a un precio de €249 (para la versión wifi) y €299 (con 3G).
Si la información sobre los precios de PS Vita arrancó el aplauso del público asistente a la presentación, los abucheos llegaron con el anuncio de que en Estados Unidos la consola llegará de la mano de la compañía telefónica AT&T.
Cuestiones comerciales aparte, los primeros avances del catálogo inicial de la consola dieron muestra de las capacidades de esta portátil que ofrece como platos fuertes un renovado Little Big Planet y una versión para llevar de Uncharted.
Las aplicaciones Party y Near aportan contenido social a esta consola con vocación de conectividad diseñada para complementarse con la PlayStation 3 (e incluso con PC) de manera que los juegos de la portátil se podrán disfrutar también en pantalla grande.
Al margen de las propuestas de PS Vita, uno de los grandes anuncios de Sony fue el proyecto PlayStation Suite del que no se han dado más detalles que, por primera vez, permitirá trasladar contenidos de PlayStation a dispositivos que no sean de la compañía, como móviles y tabletas.
El 3D sigue siendo otra de las grandes apuestas del gigante nipón que busca “democratizar” la experiencia estereoscópica con una televisión bajo la marca PlayStation con una función diseñada de duplicado de imagen diseñada para jugones, de manera que, cuando se juega en modo multijugador, se pueda apreciar la profundidad desde ángulos opuestos.

Los Angeles / EFE
Ver comentarios