Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



ACCIÓN


¡Ninguno pudo con él!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 25 mayo, 2015

Óscar Esteban Granados, capitán del Club Sport Herediano, levanta el trofeo que le dio al Team la corona número 24 de su legendaria historia. www.imagenesencostarica.com/La República


¡Ninguno pudo con él!

Ni el Sevilla, ni Vasco da Gama, ni San Lorenzo, ni Rápid de Viena, ni la Liga

Perdió partidos, pero ganó el campeonato.
En ese sentido, ninguno pudo con él, con el equipo Herediano, ninguno pudo con él, como lo narra la emotiva canción de Javier Rojas dedicada al Team florense.
Paradójicamente, el equipo de las grandes jornadas internacionales, sufrió una derrota humillante a ese nivel, la goleada que le propinó el América de México 6-0 en el Estadio Azteca, que lo eliminó de la Liga de Campeones de Concacaf, y a partir de ahí se encadenaron los sucesos que tras brincos y saltos, llevaron al Herediano a la conquista de su título número 24.
Después de la paliza en México, llegó otra a nivel local cuando la Liga le endosó un 4-0 que terminó con el tránsito de Mauricio Wright como técnico del cuadro rojiamarillo. Entonces, la dirigencia florense acudió al cuerpo de bomberos a firmar al comandante Odir Jacques para que apagara el incendio.
El laureado técnico brasileño, entre cábalas, brujerías y conocimientos y además, muchísima suerte, reactivó el vestuario florense, desanimado y fuera de onda y una victoria frente al Saprissa reinstaló al Team en la ruta correcta.
Siguieron tres juegos seguidos contra Santos, en que el Herediano perdió la localía y la ventaja deportiva con los guapileños, pero los sacó de combate, a la misma hora que la Liga hacía lo propio con Saprissa.
¡El clásico provincial definiría el título!
Óscar Ramírez se las vería con don Odir; cálculo, prudencia, cautela, orden táctico, contra emotividad, agresividad, ofensiva, riesgo y triunfó lo último.
Esta diferente forma de planificar, leer o ver los partidos de cada uno de los entrenadores en brega, se retrató nítidamente en los tiempos extras del juego de vuelta.
El encuentro terminó empatado 1-1 en los 90 minutos.
En el minuto 5 del tiempo agregado, Alajuelense anota por medio de Johan Venegas; el León no aprovecha el breve desconcierto del Team; incluso, José Guillermo Ortiz la tuvo para liquidar y al minuto 12, el Machillo ordenó una variante que finalmente lo hundió: sale Jonathan McDonald y entra Kevin Sancho.
Le restan al juego 18 minutos; la salida del goleador erizo libera las marcas de Dave Myrie y Keyner Brown, a quienes Odir lanza de forma suicida al ataque. Alajuelense se atrinchera con un 5-4-1 a sostener la ventaja y el título.
Herediano con dos torres humanas entre los centrales rojinegros, lanza cohetes desde todos los costados y uno de ellos incendia la resistencia eriza.
En el minuto 12, a tres del final, José Sánchez lanza el dardo; Patrick Pemberton duda; sale pero se devuelve y paga cara su indecisión, porque el balón queda en pies de Keyner Brown quien no desaprovecha el regalo y toca a la red.
El juego finaliza dos a dos y se pasó a los penales.
Aquello fue un dramático ping pong, solo que en lugar de la pequeña bolita, era el título el que estaba de un lado para otro. Por cada lanzamiento de penal no anotado, la corona se trasladaba al otro lado y fueron siete los jugadores de los dos equipos los que no pudieron llevar la bola a la red.
¡Dramático! ¡De infarto!
...Si Johan Venegas anota, Alajuelense es campeón.
... y no anotó.
... turno de Elías Aguilar, gol.
... turno de Ronald Matarrita, afuera.
Herediano campeón nacional.
Ninguno pudo con él, con el equipo Herediano, ninguno pudo con él.


Gaetano Pandolfo
[email protected]