Nigeria gobierna África
El capitán nigeriano, Joseph Yobo, levanta la Copa ante la alegría de sus compañeros.BEN STANSALL-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Nigeria gobierna África

Las “Águilas Verdes” ganan en la final a Burkina Faso y alzan su tercera Copa

Diecinueve años tuvieron que pasar para que las “Águilas Verdes” sobrevuelen el territorio africano como los nuevos campeones de ese continente.
Un único gol le bastó a Nigeria para coronarse ante Burkina Faso en la final en el Soccer City, de Johannesburgo, donde se reprodujo el sonido infernal de sus vuvuzelas.
El juego comenzó con el guión esperado. Nigeria administró el balón y la iniciativa hasta que Sunday MBa apareció en el momento justo para resolver un partido muy denso y sin muchas ocasiones con un gesto técnico sobresaliente y un remate impecable.
Era el minuto 40 cuando una entrada terrorífica de Koulibaly, al que el árbitro perdonó la roja directa, a Ideye, dejó el balón suelto en el borde del área grande entonces le cayó a Mba, de 23 años, que hizo todo perfecto.
Primero controló en carrera, se libró del defensa con un sombrero a un toque que ejecutó con la derecha y, según caía el balón, metió el pie izquierdo para cruzar la pelota ante la sorpresa de Diakité.
Para el complemento, Nigeria contó con varias oportunidades para aumentar el marcador, en especial por la vía del contragolpe, pero no tuvieron suerte a la hora de marcar.
Burkina Faso echó el resto en el último tramo, y el recién ingresado Sanou chutó demasiado cruzado con la derecha desde dentro del área en una buena ocasión en el minuto 73.
Ante la falta de claridad, también buscó el empate a la desesperada en una serie de tiros de esquina, pero la defensa nigeriana salvó la situación sin demasiados apuros.
Burkina llegó donde jamás había llegado, pero les faltó unos centímetros más para escribir una historia de oro, por lo que desde hoy el verde es el que reina en el continente africano.
Nigeria levanta su tercera Copa. Nigeria es fiesta.
En la disputa del tercer lugar, la selección de Mali batió el sábado por tres goles a uno a la favorita Ghana en la final de consolación de la Copa de África y consiguió el tercer puesto de la competencia.
Con su victoria, los jugadores malienses consiguen su objetivo declarado de dar una alegría a sus compatriotas, que sufren en los últimos meses los horrores de la guerra y el yugo de los islamistas.
En el minuto 20, Mali confirmó su peligro con una subida por la izquierda del lateral Tamboura, que centró impecable al corazón del área para que Samassa batiera cruzado a Dauda de perfecto cabezazo picado.
Comenzó fuerte la segunda parte y Ghana pudo empatar de un certero cabezazo a la salida de un córner, pero la siguiente jugada trajo una formidable demostración de potencia de Coulibaly. Su pase de la muerte tras superar la carrera de la defensa ghanesa fue rematado a placer a gol por Keita.
Ghana recortó distancias a ocho minutos del final, al tomar un disparo desde fuera del área de Asamoah un efecto extraño que engañó completamente a Diakite.
Y Sigamary Diarra en el tiempo de descuento consiguió el tercero de los malienses, que estallaron de alegría por un tercer puesto que muy pocos esperaban al comenzar la competencia.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Ver comentarios