Netflix: Plan de dominio global debe superar escepticismo local
Mientras Netflix gasta miles de millones en programación original para reemplazar a la televisión paga tradicional con su streaming a pedido, la desaceleración del crecimiento preocupa a los inversores, que usan el mercado local de la compañía como barómetro de sus posibilidades en el exterior. Bloomberg/La República
Enviar

 Mientras ejecutivos de Netflix se sumaron la semana pasada en París a los actores Kevin Spacey y Ashton Kutcher en la búsqueda de nuevos clientes en Europa, los inversores buscan garantías respecto de lo que pasa en su país.
El crecimiento de los abonados en los Estados Unidos se desaceleró el año pasado, lo que creó un nuevo obstáculo para el objetivo de Netflix de ascender a entre 60 millones y 90 millones de clientes locales, que suman casi 45 millones en la actualidad.


Cuando dé a conocer los resultados del primer trimestre la semana próxima, se estima que la compañía anunciará 1,75 millones de nuevos abonados en los Estados Unidos, el menor incremento desde 2012.
Las acciones bajaron en las semanas posteriores a su último informe, cuando el crecimiento en los Estados Unidos quedó por debajo de los pronósticos por segundo trimestre consecutivo.
Mientras Netflix gasta miles de millones en programación original para reemplazar a la televisión paga tradicional con su streaming a pedido, la desaceleración del crecimiento preocupa a los inversores, que usan el mercado local de la compañía como barómetro de sus posibilidades en el exterior.
En momentos en que la mayor red de televisión online del mundo incorpora clientes en Europa y Sudamérica a un ritmo rápido, según pronósticos de analistas, la compañía sigue perdiendo dinero en el exterior.
“Han alimentado el crecimiento de la cantidad de abonados mediante lanzamientos globales, pero ahora han llegado al límite”, dijo Richard Broughton, director de análisis de Ampere Analysis. “Aparte de China no hay nuevos mercados”.
Si continua desacelerándose el aumento de la cantidad de abonados, dijo Broughton, a Netflix no le quedará más opción que ajustar los precios: subirlos en países más desarrollados y reducirlos en otros. Pero la compañía ya incrementará los precios el mes próximo, lo que hace más arriesgada la perspectiva de otro aumento.
Luego de tener los mejores retornos entre las compañías del Índice Standard & Poor’s 500 en 2015, las acciones de Netflix han bajado 4,1% este año. Cayeron 23% en las dos semanas posteriores al informe de ganancias más reciente de la compañía, del 19 de enero.
 


 


 


Ver comentarios