Foto 1
Mientras Netflix gasta miles de millones en programación original para reemplazar a la televisión paga tradicional con su streaming a pedido, la desaceleración del crecimiento preocupa a los inversores, que usan el mercado local de la compañía como barómetro de sus posibilidades en el exterior. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios