Nestlé disminuye cartera de productos
Enviar

Nestlé disminuye cartera de productos 

201308202210490.b.jpg
Nestlé SA, la empresa de alimentos más grande del mundo, necesita reactivar las ventas que decepcionaron a los inversores durante cuatro trimestres consecutivos. Una solución: achicarse.
El fabricante del café Nescafé y de la pizza DiGiorno dijo el 8 de agosto que está “analizando activamente” sus 8 mil marcas para tratar de identificar las que están rezagadas después de anunciar su crecimiento de ingresos trimestrales más flojo en cuatro años. Nestlé ha dicho que este año se esforzará por cumplir su pronóstico a largo plazo de un crecimiento anual de las ventas de 5% a 6%, afectadas por una desaceleración en los mercados emergentes, la debilidad europea y desempeños deficientes de sus productos dietéticos, los congelados y el agua.

La desaceleración incrementa la urgencia que enfrenta el máximo responsable ejecutivo, Paul Bulcke, de atacar las áreas con bajo desempeño, especialmente en momentos en que sus pares se reducen. Unilever, cuyos helados y sopas compiten con los de Nestlé, recaudó más de $1.000 millones vendiendo activos este año para concentrarse en los champúes y los desodorantes que exhiben un mayor crecimiento, y el máximo responsable ejecutivo Paul Polman ha dicho que habrá más.
Tanto Kraft Foods Inc. como Sara Lee Corp. se escindieron en dos y Campbell Soup Co. está en negociaciones para vender una buena parte de su unidad europea.
“Es una cirugía, no una amputación”, dijo en una entrevista telefónica Thomas Russo, socio de Gardner Russo Gardner e inversor en Nestlé desde 1987. “Asignan capital a empresas con perspectivas de retornos elevados, y parecería que las que más capital necesitan podrían quedar disponibles para la venta. Yo lo apoyaría”.
El crecimiento más bajo de Nestlé ha planteado un dilema poco común a los inversores, que durante gran parte del decenio anterior compraron las acciones con prima respecto de empresas similares de alimentos y bebidas sobre la base de la relación precio/ganancias. Ahora, la acción se negocia con descuento, según datos compilados por Bloomberg.
El aura que tenía la empresa con sede en Vevey, Suiza, de ser “invencible y confiable” se ha erosionado, dijo en una nota fechada el 9 de agosto Andrew Wood, analista de Sanford C. Bernstein.
Vender un negocio grande de alimentos sería una novedad para Nestlé.
Este año, la venta forzosa de licencias de nutrición para bebés en Australia y África constituyó su mayor desinversión revelada públicamente de un activo ligado a los alimentos desde la venta en 1997 de un negocio de tomate envasado a Del Monte Foods Co. por
Unilever, el fabricante británico-holandés de la crema helada Magnum, ha intentado vender actividades cuyas ventas están concentradas en Europa y los Estados Unidos.
Nestlé posee activos similares, como los centros para dieta Jenny Craig, las comidas congeladas Lean Cuisine, los refrigerios PowerBar y algunas de sus aguas embotelladas en Norteamérica.
Nestlé reforzó este año lo que denomina una herramienta de “metodología celular” que analiza 1.000 unidades de negocio diferenciadas, o células, en los 194 países en los que opera, para poder decidir cuáles deben recibir más o menos inversión. El sistema aporta un “lenguaje común a toda la organización”, dijo el director financiero Wan Ling Martello.

Bloomberg

 


Ver comentarios