Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Nestlé apuesta a precios altos de alimentos

| Martes 17 junio, 2008



Nestlé apuesta a precios altos de alimentos


Kuala Lumpur -- Los altos precios de los alimentos “llegaron para quedarse” debido a que los Gobiernos desvían recursos para la fabricación de biocombustible, acumulan existencias y limitan las exportaciones, según Peter Brabeck-Letmathe, presidente de Nestlé SA, la mayor empresa de alimentación del mundo.
Los precios de los alimentos “se quedarán en un nivel más alto pero no en los máximos que hemos visto”, dijo Brabeck, de 63 años, en una entrevista a Bloomberg Television. Aún así, Nestlé, con sede en Suiza, no prevé subir más los precios este año, dijo.
Los ministros de Finanzas del Grupo de los Ocho advirtieron el 14 de junio que el aumento de los precios de la alimentación y el combustible ha sustituido a la contracción del crédito como la mayor amenaza a la economía mundial. El maíz, el trigo y el arroz han subido a máximos este año, exponiendo a millones de personas de Asia a riesgos de hambrunas, según el Banco Asiático de Desarrollo.
“Los precios de los alimentos, como el arroz y el trigo, podrían subir más”, dijo por teléfono Takaki Shigemoto, analista en Tokio del intermediario de materias primas Okachi & Co. Los aumentos podrían ser encabez
ados por el encarecimiento del maíz y la soja tras las riadas de Estados Unidos, dijo.
Los futuros sobre el arroz con cáscara tocaron el máximo histórico de $25,07 por cada 100 libras (45,3 kilogramos) en el Chicago Board of Trade el pasado 24 de abril, debido a las restricciones a la exportación impuestas por países como Egipto e India.
Los futuros sobre el maíz llegaron ayer a avanzar a un máximo de $7,915 el bushel por las inundaciones de Estados Unidos. Los futuros sobre el trigo tocaron un máximo histórico de $13,495 el bushel en el Chicago Board of Trade el pasado 27 de febrero por el aumento de la demanda de las exportaciones estadounidenses.
El Fondo Monetario Internacional pronostica para este año la mayor tasa de inflación para las economías avanzadas desde 1995, aún cuando el crecimiento económico es el más bajo en siete años. El aumento de los precios amenaza con reducir el crecimiento económico, al debilitar más las economías familiares y hacer subir los costes. Los precios han desatado protestas en países como Malasia y España.
“Creo que los precios más altos llegaron para quedarse”, dijo Brabeck desde Kuala Lumpur, Malasia, en referencia al trigo, la soja, la leche, el café y otras cosechas. “Un tercio de esto se debe a la utilización de una parte de los alimentos para producir combustible. Otro tercio es por otra decisión política: intervenimos para no permitir las exportaciones”.
El desvío de suelo para el cultivo de cosechas destinadas a la fabricación de bioetanol ha contribuido en alrededor del 30% a la subida de los precios de los alimentos, dijo International Food Policy Research, con sede en Washington. Estados Unidos ha situado el porcentaje en menos del 3%.