Negocio de oro
El adulto mayor tiene más poder adquisitivo, porque si quiere comer no escatima en ir a buenos restaurantes, estadías más prolongadas, o alquila carros más espaciosos, lo que es bueno para nosotros los empresarios turísticos, dijo Cecilia Esquivel, gerente general de Hotel Terrazas del Golf. Esteban Monge/La República
Enviar

Segmento de viajeros de la tercera edad es el más dinámico

Negocio de oro

Algunos empresarios turísticos están listos para nueva era

En un futuro cercano, el empresario turístico deberá entender que el perfil del viajero será en su mayoría de personas con más de 50 años.
Este nuevo orden se debe a que los habitantes de los países desarrollados —mayores emisores de turistas— están envejeciendo.

201306122310040.n11.jpg
Sin embargo, son pocas las empresas turísticas preparadas para el cambio, mientras la promoción del país como destino, tampoco es la idónea si se quiere participar en este negocio.
Para el empresario turístico, el dinero está cada año más en atender al segmento de los viajeros de más de 50 años, que está creciendo a un ritmo anual del 10%.
Hasta el año pasado, este segmento ya representó la quinta parte de las reservas en hoteles locales.
Dado que se trata a menudo de los pensionados, ellos cuentan con bastante tiempo libre, de modo que viajan hasta dos veces por año fuera de su país, dijo Frank Doye, gerente de Cultourica F & S Agencia de Viajes.
Si a los empresarios nacionales de turismo les interesa este negocio, deben ofrecer al extranjero un lugar con naturaleza y tranquilidad, así como las instalaciones diseñadas para adultos mayores, incluyendo barandas, antideslizantes en los baños, ningún tipo de gradas, y espacios para sentarse a leer.
Otros servicios como el de restaurantes o renta de carros también tienen oportunidad, ya que privilegian una buena comida sobre el precio y rentan vehículos espaciosos, sin importar que su costo por día sea mayor.
“Las transformaciones de distintos lugares para comodidad del adulto mayor nos han dado un excelente resultado, ya que cada vez más nos llaman a preguntar si de verdad tenemos acceso para sillas de ruedas en la piscina, o rampa para llegar a cualquier lugar del hotel”, dijo Guido Montero, gerente general del Hotel Poco a Poco en Monteverde.
Por su parte, la agencia de viajes Senior Travel está especializada en atender viajeros de la tercera edad.
Los visitantes reciben beneficios como enfermería a bordo del microbús, alimentación especial si tienen padecimientos, y vehículos equipados para trasladar cómodamente a personas con discapacidad.
La mayor relevancia del turista con más de 50 años se entiende por el envejecimiento de la población mundial, fenómeno aún más intenso en los países desarrollados, de donde viene la mayor cantidad de turistas a Costa Rica, sobre todo Estados Unidos y Canadá.
En el caso de los estadounidenses un cuarto de la población tiene más de 60 años, mientras que en Canadá se trata de más de un tercio.
Sin embargo, las autoridades nacionales, todavía no dedican muchos recursos a este nicho.
En lo que a la promoción del turismo se refiere, la principal campaña utilizada en el extranjero en los últimos años ha sido la de “sin ingredientes artificiales”, la cual ha tenido bastante éxito.
Pero este discurso está enfocado más que todo a un turismo joven, y no a uno de 50 años o más.
Mientras tanto, no ha habido inversión productiva de parte del Estado en la infraestructura nacional, desde los baños públicos en las playas, hasta las rampas de acceso en los parques nacionales.
Si existiera una promoción, así como la accesibilidad adecuada, muchas personas de la tercera edad vendrían a disfrutar la sensación de bucear en un ambiente controlado, consideró Cecilia Esquivel, gerente de Hotel Terrazas de Golf.


Nueva opción

201306122310040.n1111.jpg
Ubicado en Santa Cruz de Guanacaste, en el marco inspirador de las Playas Danta y Dantita, Las Catalinas es un proyecto de desarrollo sostenible de 472 hectáreas, planificado al estilo de la vieja Europa y bajo los principios del Neo urbanismo; un movimiento de planificación que propone la mejor respuesta para mitigar el impacto ambiental y social.
El conjunto habitacional de Las Catalinas está diseñado para ser recorrido peatonalmente en diez minutos, minimizando la necesidad de vehículos automotores, así como el 80% del terreno dedicado a la conservación.
Entre los propósitos de Las Catalinas están el descanso, la reflexión y la quietud, que busca especialmente la sabiduría de los años.
Las Catalinas aspira a ser un modelo ejemplar y exitoso de desarrollo urbano sostenible en Costa Rica y es particularmente idóneo a la hora de replantear el modo de vida de quietud y descanso y actividad física que buscan las personas en la edad adulta mayor.

201306122310040.n111.jpg


Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios