Enviar

Ruedas de negocio son vitales para cerrar tratos

“Necesitamos más contacto con mayoristas”, dicen empresarias

Mujeres emprendedoras luchan por insertar sus creaciones en el mercado

201211111955410.i3.jpg
Mónica Madriz ofreció sus conservas exóticas en la feria de emprendedores de la Universidad Nacional, uno de los espacios donde este tipo de empresarias coloca sus productos a falta de contacto directo con supermercados y mayoristas. Gerson Vargas/La República

Excelentes productos, buena presentación y precio justo a veces no son suficientes para que una mujer empresaria pueda vender sus creaciones al público. El contacto con mayoristas a través de citas y ruedas de negocio es vital para consolidarse.
Por ello diversas entidades financieras, gremiales y estatales organizan ferias y cada vez el componente de citas con mayoristas toma mayor relevancia en el evento.
Recientemente la Cámara de Comercio realizó la primera actividad de este tipo, donde reunió 30 empresarias dedicadas a producir ropa, alimentos, joyería y brindar servicios contables y aduaneros, entre otros. Estas mujeres se reunieron con una decena de empresarios mayoristas y consolidados para cerrar tratos de compra.
“El acercamiento fue muy bueno. Me salieron tres oportunidades de negocio”, dijo Marie Liz Azofeifa, de la empresa GS1, que vende los códigos de barras, un dispositivo muy importante para las empresarias que quieran ingresar con su producto a establecimientos como supermercados.
Pero cerrar un trato no es tan fácil para todos. Para vender a estos compradores exigentes se debe cumplir no solo con calidad, sino con volumen y tiempos.
“Yo vi vestidos de baño que me gustaron, pero eran en telas únicas. Tuve que pedir 12 iguales y en todas las tallas y que me garantizaran la misma calidad y belleza del tejido”, dijo Amanda Moncada, experta en modas y dueña de varias boutiques en el país.
Este tipo de reuniones son claves tanto para ellos como empresarios, dado que se pueden sentar a hablar francamente con sus potenciales proveedores y ver en cuáles detalles innovan, como para las productoras que pueden aprender sobre qué quiere el mercado.
“Yo ceo que estas ruedas son demasiado importantes para foguearse, para adentrarse en los productos. Una rueda al año es muy poquito”, añade Moncada, quien además dijo que analiza contratar una de las firmas de asesoría en transporte.
La falta de contacto con mayoristas afecta a las empresarias como Yenory Obregón, dueña de “la Cuchara Tica de Yeno”, una empresa productora de exclusivas conservas dulces y saladas.
“Mi gran necesidad es sacar el producto al mercado, colocarme en un supermercado gourmet”, explica.
Esta empresaria, como la mayoría de las mujeres que asistieron a la rueda, va con sus productos a ferias donde puede vender hasta 300 mil diarios, pero ese mercado no es estable solo temporal.
Por ello el Programa para el Desarrollo de la Mujer Empresaria de la Cámara de Comercio, espera realizar esta feria el año próximo para abrir más espacios a las mujeres emprendedoras.

201211111955410.i33.jpg
Amanda Monca es una de las mayoristas que comprará productos a pequeñas empresarias emprendedoras. Archivo/La República

Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios