“Necesitamos eliminar trámites inútiles para hacer negocios más rápido”
Enviar

Los trámites burocráticos han sido por muchos años la principal barrera que ha frenado el desarrollo o inicio de nuevos negocios en el país; sin duda, es prioritario mejorar este aspecto si se quiere ver avances en el país.

Pero este factor de trámites no solo afecta a las empresas nuevas, también las que ya están asentadas podrían tener dificultades si desean expandir sus plantas de operaciones.

Actualmente el país tiene una valor del 68,55% de aprobación en esta categoría, lo cual le vale la posición 58 a nivel mundial y la quinta a nivel latinoamericano, de acuerdo con el informe más reciente del Índice Internacional de Indicadores de Desarrollo, publicado por la UCR.

Para el economista Pablo Sauma, el país no camina del todo mal en esta área, pues a nivel nacional hay un 63% de desarrollo en factibilidad para hacer negocios, pero hay un 17% de indicadores que necesitan atención, señala el Informe.

Costa Rica es la economía que mejoró más a nivel mundial. Pues subió de un 63,4% de calificación en facilidad para hacer negocios el año pasado, a casi el 69% en lo que va del año, según el Banco Mundial, sin embargo, todavía no se alcanza el nivel deseado, y el Doing Business podría ser la clave.

¿Qué objetivos persigue la iniciativa de mejorar el Doing Business en el aspecto de trámites?
La idea central es incentivar el diseño de regulaciones eficientes, simples y accesibles para todos, ya que cuando la regulación es muy engorrosa, desincentiva la creación de nuevas empresas por parte de emprendedores potenciales. También, el proyecto tiene como objetivo generar mayor inclusión social, para que todas las personas, independientemente de su nivel de ingreso, tengan la oportunidad de participar en los beneficios del crecimiento económico del país.

¿Cuáles medidas se han tomado para lograr esas metas?
Costa Rica implementó tres reformas en el último año. Por ejemplo se facilitó la obtención de electricidad, reduciendo el tiempo para preparar el diseño de los trabajos de conexión externos e iniciar el suministro de electricidad. Por otro lado, ahora es más fácil la obtención de crédito mediante una nueva ley sobre las operaciones garantizadas, y finalmente la implementación de un nuevo registro de garantías, por ahora es lo que se ha hecho.

¿Cuál panorama tienen aquellos que quieren abrir un negocio en el país?
Se podría decir que es un auténtico calvario, los trámites son exageradamente largos, hay que eliminar los que son inútiles y aligerar el proceso, el Foro Económico Mundial ya nos lo ha dicho; en algunos países latinoamericanos los procesos para crear un negocio tardan una semana y parece increíble que en Costa Rica se lleguen a tardar casi dos meses.

¿Qué falta por mejorar?
Hay que dejar claro que el país tiene áreas positivas en esta materia, pero considero oportuno un esfuerzo importante en las siguientes áreas: la apertura de un negocio: en lo referente a los procedimientos, el tiempo y el costo necesarios para ponerlo a funcionar; manejo de permisos de construcción: especialmente en lo que concierne a la gran cantidad de procedimientos, y finalmente diría que lo relativo a infraestructura también es un punto focal de atención.


¿Qué se necesita para que ocurran esas mejoras?
Bueno, es necesaria una participación del Gobierno con unas políticas que nos ayuden a acelerar estos procesos, también es útil capacitar a los que quieran iniciar su negocio para que maximicen el tiempo y recursos, todo esto sin duda va a colaborar con lo que queremos, que es un mejor ambiente para hacer negocios en el país.

201607041939220.rec-12.gif


Ver comentarios