Enviar
• Compare tasas y requisitos para iniciar su ahorro
¿Necesita dinero para gastos escolares?
• La mayoría de los bancos ofrecen opciones para contar con esos fondos sin que usted tenga que endeudarse

En enero muchísima gente necesita pagar los gastos educativos de sus hijos, en la escuela o colegio, o los propios en la universidad. Además de matrícula, hay que pagar libros, materiales, uniformes, transporte, alimentación; rubros que fácilmente llegan a medio millón de colones.
Mientras los empleados públicos tienen de manera obligatoria un ahorro escolar (que corresponde al 8,19% de su salario mensual, y algunos empleados privados tienen esa opción con su asociación solidarista, existe otro grupo importante de personas que tienen que buscar cómo ahorrar. Veamos algunas opciones que tiene el mercado.
Ahorro con el Banco Popular. Por ley se le dio a esta entidad la tarea de administrar los ahorros escolares de empleados privados que no tuvieran ese instrumento en su asociación solidarista. Usted puede elegir ahorrar mensualmente desde el 4,16% hasta el 8,33% de su salario mensual. La ventaja es que la primera quincena de enero tendrá de vuelta su capital; entre las dificultades está que los intereses ganados no se devuelven hasta el tercer año de ahorro.
Ahorros programados. Muchos bancos, entre ellos el Nacional y el de Costa Rica, gran cantidad de cooperativas y las mutuales, permiten el rebajo automático mensual de montos, iniciando en ¢5 mil o ¢10 mil, para que en enero pueda disponer de ellos para los gastos escolares. Puntos favorables son que no tiene que ir a depositar a ningún lado el dinero y usted puede elegir el monto que le permita continuar con sus gastos mensuales, pero las tasas de interés serán variables mes a mes, por lo que es difícil saber cuanta será la ganancia al final.
“El cliente puede crear, en caso de que lo desee, el plan de acuerdo con su interés, como vacaciones, entrada a clases, graduación, entre otros, y mantenerlos en forma simultánea, los rendimientos son mensuales y su apertura no tiene costo”, explican voceros del BCR.
Ahorro a plazo (CDP). Esta última alternativa es de las que más altos intereses paga (sobre todo en financieras y cooperativas) y usted sabe desde el inicio cuánto va a ganar dependiendo de cuánto ahorre y el plazo que elija. El inconveniente es que tiene que disponer de una cantidad relativamente grande al inicio (por ejemplo, una parte del aguinaldo) ya que no se permite añadir mes a mes nuevos ingresos.
Analice las opciones y elija la que mejor se ajuste a su presupuesto y su necesidad. Lo importante es que los gastos inevitables de inicio de clases no lo tomen desprevenido y no tenga que pagar altas tasas de interés en préstamos por un gasto que sabe que todos los años tiene que hacer.



Carolina Acuña
[email protected]


Ver comentarios