Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



FORO DE LECTORES


Necesario, pero insuficiente

| Viernes 19 junio, 2009


Necesario, pero insuficiente

Conformarse con cerrar los déficits fiscales y lograr la estabilización macroeconómica, ha probado que es insuficiente para progresar.
La estabilidad económica ciertamente contribuye a disminuir la pobreza, aumentar las exportaciones, pero todo es insuficiente y como se ha visto mantiene excluidos a los ciudadanos del mercado y del sistema
Costa Rica enfrenta actualmente el reto de cerrar sus cuentas públicas y afianzar la estabilización. No obstante, eso es solo una parte de las tareas pendientes. Se requiere ir más allá de la estabilidad económica y realizar cambios institucionales y políticos para alcanzar el desarrollo.
Los déficits fiscales, la ausencia de legislación sobre la actividad empresarial y la corrupción ocasionan atrasos en el plano económico y social y por ende, empobrecimiento.
Ese es el principal problema de hoy en día: cómo generar nuevas fuentes de riqueza; entonces hay que hablar de productividad que a su vez nos hará competitivos internacionalmente.
La economía costarricense tiene que orientarse hacia la exportación de bienes y servicios con mayor valor agregado; pasar de un modelo de trabajo intensivo a uno de capital intensivo, si se quiere, de economía del conocimiento.
Solo por esa vía, mediante la incorporación de la tecnología, es que un país como Costa Rica podrá generar la riqueza que permita reducir los niveles de pobreza.
Una de las alternativas para suministrarles riqueza a los ciudadanos es convertir la propiedad en una herramienta que les permita generar recursos y financiar su desarrollo.
Un somero análisis de la administración oficial pone de manifiesto un alto desperdicio de los dineros públicos, corrupción y escasa rendición de cuentas a lo cual se atribuyen las deficiencias.
Todo esto ha complicado, por ejemplo, las posibilidades del Gobierno central para solicitar recursos a través de impuestos, debido a que los existentes no están siendo gastados eficientemente.
Lo anterior permite concluir además, que se requieren mayores esfuerzos para aumentar los logros en equidad con los gastos destinados al sector social del país.

Wilmer Murillo