Navieras a la expectativa de ampliación en Caldera
Enviar

Nuevo muelle inaugura hoy operaciones

Navieras a la expectativa de ampliación en Caldera

Frecuencia de barcos aumentaría si se logran bajar tiempos de espera y se repara rompeolas

Las empresas navieras pospondrían sus decisiones de atraer más barcos al puerto de Caldera hasta ver los resultados de la puesta en operación del nuevo muelle granelero, el cual será inaugurado esta tarde.
En principio, esperan que se cumpla la promesa de reducir los tiempos de espera en bahía, que en algunos casos sobrepasan los tres días, lo cual tiene un impacto en el costo del transporte de la carga. Se estima que cada día en espera tiene un costo aproximado de $20 mil.


El nuevo muelle, de 180 metros de largo y con 13 metros de profundidad, tiene capacidad para recibir grandes transportadores de granos. De esta manera, habilita los otros tres puestos para el resto de buques de contenedores, carga mixta y vehículos.
Su construcción estuvo a cargo de la Sociedad Portuaria Caldera, la cual administra el puerto con una concesión obtenida desde 2006.
Sin embargo, el puerto requiere otras inversiones para ser atractivo a la llegada de barcos de mayor tamaño. Por ejemplo, es necesario reparar y ampliar el rompeolas, que sigue a la espera de una intervención desde hace cinco años.
El rompeolas, que tendría una extensión de 385 metros, no solo pretende proteger los barcos del oleaje marino, sino también la carretera y casas cercanas a la costa.
En principio, existe un compromiso para solucionar este problema dos años después de la apertura del nuevo muelle. El costo de la reparación está a cargo del Gobierno y rondaría los $10 millones. Los recursos se obtendrían de un préstamo del BID.
El rompeolas también frenaría la alta sedimentación que se acumula en el muelle, lo que provoca que su profundidad sea menor, disminuyendo su capacidad para recibir barcos grandes. Las obras de dragado están a cargo de la compañía concesionaria.
El nuevo muelle es la mayor inversión realizada por la concesionaria a la fecha, aunque ya hizo otras como la modernización de las instalaciones del puerto, la compra de dos grúas post Panamax y equipo de trabajo.
La construcción del muelle, cuyo monto asciende a los $35 millones, estaba prevista desde 2006. Sin embargo, diferentes recursos presentados por ambientalistas y sindicalistas retrasaron el proceso. La obra quedó lista en noviembre anterior, pero situaciones internas en el Instituto de Puertos del Pacífico atrasaron la inauguración.

201502112346210.n55.jpg

Rodrigo Díaz
[email protected]


Ver comentarios