Enviar
Navegue sin excesos

La adicción a Internet así como su uso seguro son temas que preocupan a la sociedad actual, principalmente a los padres

Melissa González
[email protected]

Internet es un recurso cada vez más atractivo para los jóvenes, con herramientas como las redes sociales que se renuevan constantemente y cada vez ganan más adeptos.
Este y otros atractivos han hecho de la Web para muchos una adicción que va más allá de ser un mal hábito, a ser considerado un “desorden clínico” como el alcoholismo.
A esta conclusión llegó un grupo de psicólogos del Hospital General Militar de Pekín, que se dieron a la tarea de crear un manual para diagnosticar este mal.
Entre los factores que se tomaron en cuenta para detectar esta adicción está el navegar por más de seis horas en vez de trabajar o estudiar, así como sentir tensión o enojo si no se logra conectar a la red, esto según información publicada en Efe.
“Los internautas adictos reparten su tiempo en cinco actividades en particular: juegos, visita a páginas pornográficas, redes sociales virtuales, compras por Internet y navegación en general”, afirma la publicación.
El manual que se espera sea aprobado el próximo año, llevaría el nombre de “Desorden de adicción a Internet”.
El tema se torna más delicado cuando se trata de adolescentes, donde el papel de los padres debe ser fundamental, este fue el tema de un estudio realizado por la compañía McAfee, que detalla los hábitos comunes utilizados por los menores y que pueden atentar contra su seguridad.
De estos resultados destaca que el 58% de las madres consultadas considera que el Gobierno no hace lo suficiente para mantener a los niños seguros cuando están en línea; el 32% de los adolescentes borra el historial del explorador para ocultar a sus padres lo que hace en línea; mientras que un 34% de las niñas adolescentes ha enviado fotografías o sus descripciones físicas a extraños.
El estudio se realizó en Estados Unidos y revela que la seguridad cibernética preocupa a los padres tanto como las drogas o el consumo de alcohol.
Lo más preocupante es que este sentimiento se respalda con los resultados de la investigación, entre ellos que el 52% de los adolescentes ha distribuido información personal a alguien en línea que no conocen fuera de red.
“El mayor obstáculo que enfrentan las madres es realizar un seguimiento de lo que sus hijos hacen, ya que el 16% ha creado direcciones privadas de correo electrónico o perfiles en redes sociales para ocultarles a sus padres lo que hacen cuando están en línea”, detalla la investigación.
El estudio se llevó a cabo en más de 1.000 madres de adolescentes entres 13 y 17 años que utilizan Internet.
“Aunque desde la década pasada se ha avanzado en el combate de los peligros presentes en la Web, estos siguen siendo muy reales para nuestros niños”, expresó Dave DeWalt, presidente y CEO de McAfee.
El estudio forma parte de una iniciativa de la empresa que busca educar a las madres sobre los peligros de la red.


Más resultados

• El 72% de las madres tiene un acuerdo verbal con su hijo o hija adolescente; es decir, ha conversado sobre lo que se permite y no se permite al estar en línea, y el 48% reconoció que no siempre sabe lo que sus hijos hacen mientras están conectados.
• Con el fin de realizar un seguimiento de lo que los adolescentes hacen en línea, el 26% de las madres indicó haberse incorporado a un sitio de redes sociales para “hacerse amiga” de su hijo; sin embargo, muchas madres ocultan su identidad para poder vigilarlos.
• El 59% dijo que revisaba el historial del explorador de sus hijos cuando terminaban de usar Internet y un 15% emplea un programa de software para controlar lo que ellos hacen en línea.

Fuente: McAfee
Ver comentarios