Enviar

Nadal volvió al trono

Campeón en Brasil después de siete meses de parada

201302172246150.a3.jpg
Rafael Nadal volvió a saborear la alegría de levantar una Copa, tras recuperarse de una severa lesión en su rodilla. Yasuyoshi Chiba/AFP-La República
El español Rafael Nadal se impuso ayer 6-2 y 6-3 al argentino David Nalbandian y se proclamó campeón del Abierto de Brasil, el primer torneo que gana en su retorno al tenis tras siete meses parado por una lesión en una rodilla.
Nadal, actual número cinco del mundo, no tuvo dificultades con Nalbandian en la primera manga, que ganó por 6-2 y en la que mostró algunos destellos de su mejor tenis.
Las cosas se le pusieron un poco más difíciles en el segundo set, en cuyo inicio el argentino intentó una reacción, que a la postre resultó en vano.
Tras llegar a estar empatados 3-3, el mallorquín se repuso, pasó a controlar el juego otra vez y acabó imponiéndose por 6-3.
El último punto fue producto de un error no forzado del tenista argentino, que lanzó la pelota afuera por milímetros.
Nadal alzó los brazos en señal de victoria y fue aclamado por las tribunas del gimnasio Ibirapuera de Sao Paulo, que desde el primer partido de este torneo le fueron absolutamente incondicionales.
El español alzó un trofeo por última vez en junio del pasado año, cuando ganó su sétimo Roland Garros, y poco después surgió la lesión en el tendón rotuliano de su rodilla izquierda que le impidió jugar hasta hace 15 días, cuando regresó al tenis en el torneo ATP de Viña del Mar (Chile).
En ese campeonato alcanzó la final, pero perdió ante el argentino Horacio Zeballos, quien se impuso por 6-7 (2), 7-6 (6) y 6-4.
En Sao Paulo, Nadal debutó en el torneo de dobles precisamente en pareja con Nalbandian y vencieron en la primera ronda a los españoles Pablo Andújar y Guillermo García López.
Luego, ambos acordaron no continuar, a fin de reservar fuerzas para el individual, que los puso frente a frente en la final.
El partido más difícil de Nadal en este Abierto de Brasil fue curiosamente contra el adversario que en los papeles parecía el más débil de la llave.
Fue frente al argentino Martín Alund, quien llegó a Sao Paulo situado en el puesto 111 de las listas de la ATP y plantó cara en la semifinal, en la que Nadal se impuso el sábado por 6-3, 6-7 (2-7) y 6-1 tras un durísimo partido.

Sao Paulo/EFE

Ver comentarios