Enviar
Nadal se prepara en Manacor
El español cuida todos los detalles para llegar en buen nivel a defender su título en Wimbledon

El tenista español Rafael Nadal dijo ayer que está listo para defender su título en Wimbledon, para lo que se está preparando en su ciudad natal, Manacor (Mallorca), con "ilusión" porque "hay que intentar mantener el nivel en este torneo".
"Va a ser muy difícil", afirmó a Efe Rafa Nadal tras su entrenamiento en el club de tenis de Manacor, donde entrenó el lunes y ayer, tras un fin de semana de descanso después de su eliminación en el torneo de Queen's, en Londres.
El tenista se mostró con ganas de estar ya en Wimbledon, "en el club más bonito del mundo". "Estoy animado después de esta temporada que ha sido muy buena" y "ahora lo importante es estar bien preparado para Londres", afirmó.
Señaló que él hizo su trabajo en Queen's, donde perdió en la ronda de cuartos de final ante el francés Jo-Wilfried Tsonga.
"Estuve en la pista cinco días tomando contacto con la hierba y las cosas fueron más o menos bien", dijo Nadal.
El español llegará a Londres con ánimo y 65 puntos de ventaja sobre el serbio Novak Djokovick, que lo mantienen, durante cien semanas ya, como número uno del mundo.
Ayer solo intentó "tocar un poco la bola", dijo su preparador, Toni Nadal, con quien ha estado entrenando en el club de tenis.
Hoy comenzará el entrenamiento en pista de hierba y realizará "los ejercicios pertinentes" para estar en forma en el tercer gran torneo de la temporada.
Toni Nadal señaló que ve en buen estado a su sobrino, pero se mantiene cauto ante el próximo "grand slam". "Cuando se tiene un éxito tan grande como Roland Garros las cosas suelen ir un poco mejor, pero en Wimbledon nunca se sabe".
El técnico aseguró sobre el torneo de Queen's que siempre es complicado hacer el cambio de superficie, en especial, tras el "duro torneo" de París.
"El necesitaba un 'relax' mental y es complicado; si las cosas van bien, perfecto, pero si no, el cansancio cada día que pasa lo vas notando más", indicó Toni Nadal.

Palma/EFE
Ver comentarios