Nadal destrozó a Federer
Rafael Nadal nunca ha perdido en sus enfrentamientos ante Stanislas Wawrinka, en realidad el suizo únicamente ha podido ganarle un set.AFP/LA República
Enviar

Nadal destrozó a Federer

El español buscará su Grand Slam número 14 ante Wawrinka

El español Rafael Nadal no se intimidó por el despliegue agresivo del suizo Roger Federer, a quien doblegó de forma magistral por 7-6 (4), 6-3 y 6-3 en dos horas y 24 minutos, para alcanzar por tercera vez la final del Abierto de Australia, donde el domingo se enfrentará con el también suizo Stanislas Wawrinka.

201401242313140.a33.jpg
Con el techo de la Rod Laver Arena abierto, después de las lluvias de la mañana, ambiente frío y un ligero viento, la pista central se llenó (unos 15 mil espectadores) como si se tratase ya de la final.

Y un Nadal estratosférico regresa de nuevo al último partido de Melbourne, tras ganar la final de 2009 al propio Federer y caer ante el serbio Novak Djokovic en la de 2012. Un Nadal que jugó el primer set sin protección en la palma de su mano, donde su llaga se ha hecho famosa en todo el planeta, y un Nadal ante el que Federer mostró su mejor versión al ataque, sin premio.
El suizo tuvo que rendirse a la evidencia de que el de Manacor sabe perfectamente cómo jugarle y cómo vencerlo, ya que no logra imponerse en el Grand Slam al español desde Wimbledon en 2007, y Rafa lleva ya 23 victorias por diez derrotas.
“Es una sensación increíble, después de haberme perdido el año pasado”, dijo Nadal al referirse a la tercera final que jugará en Melbourne y a su ausencia en 2013. “Es un gran honor para mí jugar contra él”, añadió al referirse a Federer, “esto hace que este partido sea muy especial”.
“Estoy orgulloso de haber jugado contra él. Y ahora quiero disfrutar de esta victoria ante Roger, porque empezar la sesión con una final en el primer Grande de la temporada es increíble”, apostilló.
Si Rafa gana el domingo a Wawrinka, verdugo del checo Tomas Berdych en la otra semifinal disputada el jueves, y logra su Grande número 14, además de empatar con el estadounidense Pete Sampras en número de grandes y colocarse a tres del líder Federer, el español se convertirá en el tercer jugador en la historia en ganar dos veces cada uno de los cuatro torneos que forman el Grand Slam, después de los australianos Roy Emerson y Rod Laver.
Su balance contra “Stan” es inmaculado, 12-0, sin ceder un solo set de los 26 disputados contra él. Wawrinka, no obstante, tiene ya un premio asegurado, pues aparecerá el lunes por primera vez como el primer suizo en la lista mundial, por delante de Federer.
El domingo, Día de Australia, Nadal tendrá la oportunidad de agrandar su leyenda, de dejar más muestras de su fuerza y de seguir más número uno del mundo.

 

Melbourne, Australia/EFE


Ver comentarios