Enviar
Simposio sobre redes sociales y derecho genera primeras conclusiones
Nacionales indefensos frente a redes sociales
Usuarios solo tienen el buen juicio para prevenir abusos con datos personales

Pocas personas leen los contratos de servicio o tienen conciencia de los derechos y deberes asociados a la utilización de redes sociales como Facebook, Hi5, Linkedin y otras. Aun así la tendencia es que se vuelvan usuarios habituales. Sin embargo, cuando los abusos contra la privacidad y los datos personales empiezan a darse, estas personas se encuentran ante un panorama de desprotección.
Como respuesta a estos fenómenos, la semana pasada se llevó a cabo el primer Simposio de Redes Sociales y Derecho, con el fin de reflexionar acerca de las debilidades de las legislaciones mundiales frente a las nuevas interacciones virtuales.
LA REPUBLICA conversó con Daniel Quirós y Salomé Murillo, ambos abogados de la firma Jurisis, la cual organizó la actividad en conjunto con el Colegio de Abogados.
La siguiente entrevista recoge las primeras conclusiones luego del evento.

¿Cuáles son las leyes que me defienden si llego a tener un problema con un proveedor de red social como Facebook o Hi5?
La norma es que se le exija responsabilidad según las leyes donde surte efecto el daño. En Costa Rica esto se torna un poco más complicado pues no existen oficinas regionales que den la cara por estas empresas, como sí las hay en Brasil o Chile, por ejemplo.

¿Entonces, a qué instancia recurro si llego a tener problemas con el mal uso de mis cuentas?
Depende. Si se trata de delitos contra el honor, lo que procede es acudir a los tribunales penales, y las responsabilidades recaen sobre la persona que cometió el delito.
Por otra parte, si una red social hace un uso indebido de información personal, el ciudadano recurre a las autoridades locales, es decir, el Ministerio Público, que a su vez podría coordinar una investigación con el país donde se encuentran las oficinas de la red social en cuestión.

¿Cuán real es que una gestión de ese tipo alcance una solución favorable al usuario?

La verdad, es bien difícil, ya que el país no tiene leyes específicas que regulen al menos la protección de datos personales. Un demandante debería tener las condiciones económicas y de tiempo para incluso trasladarse a otro país y empujar un caso hasta las últimas consecuencias.

¿Estamos indefensos?
Es correcto.

Se dice que muchos empleadores utilizan la información de las redes sociales para determinar a quién contratan, ¿es esto legal?
Tomando en cuenta que la legislación nacional no lo prohíbe, sí es legal que parte de esa información se utilice para definir una contratación. Lo que no se vale es que la información relacionada con religión, orientación sexual o características físicas se incluya dentro de los datos a analizar.

¿Alguna recomendación específica a los usuarios de estos servicios?
Deben tener conciencia clara de que una vez que suben algo a Internet, ya dejan de tener control sobre eso, todo se vuelve público y actualmente esto es un problema que se da a nivel internacional.
Hay que usar las redes con mucha responsabilidad.

¿Qué sigue después de este simposio?
Lo más enriquecedor es que a partir de la actividad quedan una memoria y un equipo de trabajo que buscará crear una Guía Americana para regular estos servicios desde el punto de vista del derecho.

Ante el panorama de indefensión, ¿qué papel deben asumir el Estado y los ciudadanos?

En una escala del uno al diez, nosotros le damos un ocho a la urgencia de crear leyes que regulen los datos personales y las relaciones de los usuarios con las redes sociales. En este momento no existen verdaderas defensas para los sectores más vulnerables de la población que usan estos servicios.

Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios