Nacional apuesta por el agro
Es necesario un fondo de garantías dirigido a pequeños productores más ágil y amplio que el que ofrece el FINADE, aseguró Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional. Gerson Vargas/La República
Enviar

Perfil empresarial  Banca

Nacional apuesta por el agro

Programa busca financiar cosechas, viviendas, estudios y ahorro para la pensión de los productores

Los productores agropecuarios cuentan con necesidades financieras que van más allá del crédito para su actividad productiva. Consciente de ello, el Banco Nacional ideó el programa BN Agro Banca.
Este producto pretende ofrecer una solución integral que beneficie tanto a estos pequeños empresarios como a su núcleo familiar.
“Estamos volviendo nuestros ojos al sector agropecuario, pero con un concepto diferente. No solo daremos recursos para financiar la finca, la cosecha o su operación, sino también desarrollamos programas para vivienda, salud, educación para sus hijos y hasta su propia pensión”, dijo Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional.
Estas soluciones financieras irán de la mano de programas de capacitación, educación y acompañamiento, herramientas que ayudarán a la competitividad de los productores.
Por ejemplo, muchos productores no cuentan con un plan de pensión para cuando llegue su edad de retiro. Por esta razón, la entidad incluyó un plan voluntario cuyos pagos se adaptan con el fin de que la persona pueda hacerles frente de acuerdo con sus ciclos de ingreso.
Esto quiere decir que en las mejores temporadas puede cotizar más, y hacer aportes menores en los tiempos de baja producción.
Productos similares se idearon para otras necesidades como el ahorro para la educación de los hijos o financiamiento de vivienda y salud.
En el tema de seguros se trabajó en forma conjunta con el Banco Interamericano de Desarrollo para la creación de una póliza, no para asegurar la cosecha, sino al productor mismo, con el fin de que este siga pagando su préstamo y así no manchar su expediente crediticio.
Otro tema fundamental es el de la garantía para los créditos, para lo cual existen los fondos del Fideicomiso Nacional de Desarrollo (FINADE). Sin embargo, Naranjo insistió en la necesidad de crear un fondo de garantías para pequeños productores nacionales más ágil y amplio del que se cuenta en este momento.
En sus primeros dos meses, el Banco Nacional colocó ¢2.600 millones de este programa. Actualmente, este banco tiene una cartera de ¢154 mil millones en créditos agropecuarios, el 45% del total bancario de préstamos en ese sector.

Rodrigo Díaz
[email protected]
 

Ver comentarios