Nacida para surfear
Leilani McGonagle sueña con llegar a convertirse en una de las mejores surfistas del mundo.Cortesía Alfredo Barquero/La República
Enviar

Nacida para surfear

Leilani sigue la tradición de su familia, siempre con el mar como horizonte

Vive, respira, sueña con el mar, su vida se resume en las olas, siempre buscando brillar, sobresalir. Así es Leilani McGonagle, una de las grandes promesas del surf nacional.
Desde muy pequeña, Leilani ya resaltaba por su talento en las playas ticas, hoy con 15 años nada ha cambiado, su amor y pasión por el deporte siguen intactos, al igual que sus sueños.
McGonagle se alista para viajar este miércoles a Florida, donde estará participando en un su primera competencia Pro-Junior del año.
“Este año voy a competir en el circuito nacional y también en un par de Pro-Junior (…) Estoy muy feliz por eso”, comentó.
Leilani es el ejemplo de que con mucha dedicación se puede triunfar en lo que amas sin importar la edad.
“A mí me parece muy divertido el surf, así que ser un ejemplo para todas las niñas que quieren hacer algo, no solo en el surf, sino en todos los deportes, me motiva”, dijo.
“Además, demuestra que aunque seas joven se puede lograr lo que uno quiere, solo hay que ponerle esfuerzo”, añadió.
Pero todo ello conlleva sacrificios, entrenamientos duros, días de mucho sol, poco descanso, y noches donde no puede salir con sus amigos porque necesita volver a tomar fuerza.
Oriunda de playa Pavones, Leilani nació en una familia donde se desayuna, almuerza y cena surf, así que al final era casi imposible que no terminara vinculada a este deporte.
Su hermano Noé Mar ya comenzó a dar ese paso internacional, a competir fuera de nuestras fronteras y está buscando meterse entre los mejores del mundo.
“(El surf) siempre nos hace muy feliz, siempre nos entendemos, no es que uno surfea y el otro no, es un tema de conversación entre nosotros y siempre que surfeamos juntos son las mejores memorias que tenemos”, menciona.
El hecho de ser señalada siempre como favorita para ganar, en especial cuando se trata de los torneos locales, hace que tenga que convivir con la presión de que siempre se espera de ella lo mejor.
“A veces se siente un poco de presión, pero la verdad es lo que quiero, entonces que todo mundo sepa y exija, no voy a cambiar cómo voy a ser y siempre hay que ser humilde y tratar de dar lo mejor”, aclaró.
Sus retos y sueños son claros, llegar a estar con y entre las mejores surfistas del mundo pero para eso tiene claro que todavía queda camino; mientras tanto, disfruta de cada momento en el mar.

En detalle

Playa: Vida
Mar: Surf
Amigos: Diversión
Entrenamiento: Duro
Noé: Hermano

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios