Nacida para ganar
Lisbeth Vindas sueña con seguir alcanzado más títulos, pero por el momento disfruta de su nuevo triunfo.Cortesía /La República
Enviar

Nacida para ganar

Libesth Vindas sumó su título 11 en el Campeonato Nacional

“Aunque han pasado muchos años, yo estoy como al principio, siempre con ganas, sueños, pasión”, esa es la clave que ha llevado a Lisbeth Vindas a coronarse por undécima vez como la monarca del surf nacional.

201407290004510.a33.jpg
A sus 33 años, Lisbeth volvió a dar cátedra con su talento, demostró que con esfuerzo y entrega se pueden lograr los objetivos.
La temporada, que empezó dominando, se le hizo larga, especialmente porque tuvo que pasar por una cirugía abdominal que la alejó de mar, su hábitat natural, durante mes y medio. Al final con ayuda de su equipo de trabajo logró una buena recuperación, le permitió terminar con buen pie y celebrar un nuevo título.
“La temporada fue desde el principio bastante positiva, gané cuatro fechas de ocho, siempre estuve enfocada en el resultado. Trabajé todo el año, y a raíz de eso La Selección necesita ganar hoy, pero que además Belice o Nicaragua le roben algún punto a Guatemala u Honduras, respectivamentetuve una final no tan complicada”, afirmó la campeona nacional.
Los años han pasado y Lisbeth siempre ha estado ahí. Le ha tocado ver diferentes generaciones, en su caso la constancia le ha permitido mantenerse durante 20 años de carrera.
“Siempre quiero romper mis propias metas, y me gustaría dejar una buena imagen en el deporte, ser un buen ejemplo. La pasión sigue igual como al principio (…). No es solo mi trabajo, es mi pasión, lo cual me sigue llenando como el primer momento”, afirmó.
Su mejor ejemplo es Kelly Slater, el surfista más joven (20 años) y más veterano (39) en alzarse con un campeonato mundial de surf.
“Su ejemplo nos motiva, si él lo hace y uno también puede hacerlo, con dedicación también se puede”.
Pero en su camino para cosechar 11 triunfos no todo ha sido color rosa, le ha tocado levantarse. Y hasta sacar de su mente el retiro como lo pensó en su momento. “Un mal resultado me motiva más, cuanto más duro mejor”.
Lisbeth aún no se cansa de ganar, lo trae en sus venas, y se alegra del crecimiento que ha tenido el deporte en el país. Por eso ya está lista para una nueva temporada, que arrancará en diciembre de este año.
“Me siento en uno de mis mejores momentos. Físicamente, espiritualmente y en las olas estoy muy bien para seguir buscando nuevos resultados”, anuncia.
Con 20 años de carrera, Vindas espera llegar algún día a devolver al surf todo lo que le ha dado, apostando por buscar nuevas promesas y darles ese sello de ganadores que ella lleva en la sangre.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios