Na Li, eliminada
Es la primera vez que Na Li pierde en la primera ronda de un Grand Slam desde que lo hiciera en el Abierto de Estados Unidos de 2011. Miguel Medina-AFP/La República
Enviar

Na Li, eliminada

La campeona del Abierto de Australia también se despide de París en la primera ronda

El español David Ferrer, finalista del año pasado, avanzó con solvencia en Roland Garros, donde logró el pase a segunda ronda, al igual que el británico Andy Murray, quien lo hizo con más problemas y tras ceder un set, mientras que la china Na Li, ganadora en 2011, cayó a las primeras de cambio.
La derrota de Li, ante la francesa Kristina Mladenovic, 103 del mundo, que ganó 7-5, 3-6, 6-1 en dos horas y cuatro minutos, unida a la del lunes del suizo Stanislas Wawrinka, marcó un hecho histórico, pues nunca hasta esta edición, los dos campeones del Abierto de Australia habían perdido en la primera ronda del siguiente Grand Slam.
“Hubiese perdido contra quien fuera, estuve lejos del partido. No fue solo una cuestión tenística, hice muchas cosas mal. Ni siquiera lo intenté mucho”, aseguró la china.
Es la primera vez que Na Li pierde en la primera ronda de un Grand Slam desde que lo hiciera en el Abierto de Estados Unidos de 2011.
La que sí superó el primer duelo fue la rumana Simona Halep, cuarta favorita, que se deshizo sin problemas de la rusa Alisa Kleybanova por 6-0, 6-2.
Por su parte, en el lado masculino, Ferrer empleó incluso menos tiempo que los dos líderes del ranking, el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, para superar a su primer rival, el holandés Igor Sijsling, derrotado por 6-4, 6-3, 6-1 en una hora y 40 minutos.
“Este torneo es muy especial para mí, aquí llegué a mi primera final en un Grand Slam y estoy muy contento cada año de venir”, dijo el español.
Su rival será el italiano Simone Bolelli (150), procedente de la fase previa, de 28 años, y al que ha ganado en los cuatro duelos que han mantenido.
Murray no estuvo tan rápido e incluso dejó escapar la primera manga del torneo ante el kazako Andrey Golubev, que terminó sucumbiendo al juego del británico por 6-1, 6-4, 3-6, 6-3 en dos horas y 35 minutos.
El cabeza de serie número siete, vencedor de la pasada edición de Wimbledon, regresó a París, donde el año pasado fue baja por sus problemas de espalda y donde tiene una deuda pendiente con la tierra batida.
Del torneo se marchó el búlgaro Grigor Dimitrov (11), de 23 años, al sucumbir a los servicios ultrasónicos del croata Ivo Karlovic, de 35, que había caído en primera ronda en seis de sus ocho presencias.
Dimitrov tuvo un mal día y no supo cómo desembarazarse del bombardeo del croata, que logró 22 puntos directos para imponerse por 6-4, 7-5 y 7-6(4). Una derrota inesperada para el búlgaro que traía buenos números en arcilla.

París/EFE

Ver comentarios