Logo La República

Lunes, 25 de octubre de 2021



ESTILO EJECUTIVO


Música al natural

Melissa González melissagonzalez.asesora@larepublica.net | Lunes 21 enero, 2013

Lidia Blanco es la presidenta de la Asociación Costarricense del Método Suzuki.Esteban Monge / La República


MÚSICA

Música al natural

Éditus Academia de las Artes graduará a sus estudiantes con la Metodología Suzuki basada en la enseñanza de la lengua materna

Para los niños aprender a tocar un instrumento como el violín, guitarra o chelo, por medio de oír e imitar, podría ser más sencillo.
Al menos eso fue lo que pensó el Dr. Shinichi Suzuki cuando en 1930 comenzó a buscar un método eficiente en sus clases de violín y decidió enfocarse en el proceso de enseñanza de la lengua materna.
Es así como surge la Metodología Suzuki, cuya fama se ha expandido por el mundo y desde hace algunos años aterrizó en Costa Rica.
Sin embargo, hasta el momento ningún centro ha graduado a sus estudiantes con este programa, algo que cambiará el próximo mes cuando la Éditus Academia de las Artes lo haga.
La matrícula para sus cursos comenzará a mediados de febrero y están avalados por la Asociación Costarricense del Método Suzuki y respaldado por la Suzuki Association of the Americas.
Las clases serán impartidas por profesores certificados en el método a niños mayores de cuatro años.
“Este sistema pedagógico de educación musical ha demostrado en los cinco continentes que sus alcances y aplicaciones son exitosas, y que así como los niños pequeños aprenden su lengua materna de una manera natural, puede educarse su talento musical en un ambiente de amor y respeto”, informó Bismark Fernández, director académico de Éditus Academia de las Artes.
El repertorio Suzuki está compuesto por una serie de libros, divididos por instrumentos, en diversos volúmenes. Todas las piezas de estos libros están grabadas para que los niños las aprendan, por lo menos al comienzo, por imitación auditiva, así como aprenden su lengua materna.
“Suzuki es un método que nutre el espíritu con la música, donde el niño trabaja directo con el profesor y comparte calidad de tiempo con sus padres. Cuando sus padres se involucran en el aprendizaje, estamos creando seres humanos de corazón noble”, comentó Lidia Blanco, presidenta de la Asociación Costarricense del Método Suzuki.
Entre sus principios destaca que todos los niños pueden aprender y asegura que el talento no es innato, sino que es aprendido.
El segundo es que los niños deben empezar a una edad temprana, entre los tres y cinco años, ya que a esta edad son neurológicamente más receptivos y les gusta imitar lo que hacen los mayores. El tercer principio es escuchar.

Oír e imitar

Inicio de lecciones Febrero
Información 2253-7472
Dirección Éditus Academia de las Artes, ubicada 300 metros este de la Iglesia Santa Teresita en Barrio Escalante

Melissa González
mgonzalezt@larepublica.net
 






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.