Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Museo de los Niños con nuevo aire

Carolina Barrantes [email protected] | Jueves 08 noviembre, 2007



Museo de los Niños con nuevo aire

La institución inauguró un área de juguetes educativos para los niños menores de seis años, y renovó la Sala del Bosque Tropical con nuevas especies de animales terrestres y acuáticos

Carolina Barrantes
[email protected]  

La próxima vez que visite el Museo de los Niños, encontrará una hermosa pecera con peces tropicales, unos grandes cubículos con animales terrestres como tortugas, y hasta algunos juguetes regados por los pasillos.
La institución inauguró recientemente una nueva sala de entretenimiento y educación exclusiva para los niños menores de seis años. Además, remodeló la Sala del Bosque Tropical con nuevas especies animales.
La renovación pretende brindar nuevos espacios de diversión a las familias que visitan las instalaciones del Museo, así como actividades innovadoras que permitan a los niños aprender y disfrutar sin límite de edad.
“Las innovaciones responden a que el público que nos visita, había solicitado un mayor espacio de recreación para los niños menores de seis años, además a las políticas de la institución, con las cuales se busca ofrecer nuevas atracciones de acuerdo con las necesidades que tienen los niños”, explicó Cristina Briceño, jefa de la Sección de Museografía.
La nueva zona de juguetes llamada “La Magia de Aprender Jugando” es una de las más grandes del Museo y se divide en dos secciones, una dedicada a los menores de tres años y otra para los que están en edad preescolar.
Esta sala cuenta con gradas acolchonadas de colores, espacios para gatear y una amplia gama de juguetes, como carritos y muñecas para los niños más pequeños. Mientras que los grandes tienen a su disposición una cancha de baloncesto, trampolines y una consola de juegos de vídeo, entre otros.
La Sala del Bosque Tropical, por su parte, fue remodelada en un 100%, con el fin de que tuviera el ambiente y el espacio natural necesarios para albergar más de siete nuevas especies de animales acuáticos y terrestres.
Así por ejemplo, el área cuenta con unos cubículos especiales, en los cuales se alojan alacranes fluorescentes, arañas picacaballo, tortugas, seis especies de ranas nocturnas, y tres tipos de serpientes, una boa, una toboba y una ratonera asiática.
Además, tiene tres peceras de gran tamaño, en las que conviven varios ejemplares de peces tropicales. Entre ellos, destacan el pez payaso, conocido como Nemo por la película de Walt Disney, además de damiselas, cirujanos y ángeles de cara azul.
Estos ejemplares fueron seleccionados por su forma y llamativos colores, lo que crea un atractivo visual para los visitantes, especialmente los más pequeños, según comentó el biólogo Frank Cedeño.
Los cambios en las dos salas educativas se realizaron desde principios de este año, y tuvieron un costo aproximado a los ¢10 millones.
Los interesados podrán visitar estas nuevas salas y el resto de secciones educativas que tiene el Museo de los Niños, de martes a domingo, de 8 a.m. a 4.30 p.m. El costo de la entrada es de ¢1.100 para adultos y de ¢800 para menores de edad.