Museo de Arte "ordena la casa" en medio de polémica
Enviar
POLEMICA
Museo de Arte “ordena la casa” en medio de polémica

Institución está revisando su colección de más de 6.700 obras, pero le critican que no las exhibe, que no tienen seguro ni están bien resguardadas

El hecho de que el Museo de Arte Costarricense (MAC) no está exhibiendo un guion con una selección de obras de artistas costarricenses, como manda la ley, ha generado muchas críticas.
Florencia Urbina, directora del MAC, emitió la directriz de que se retiraran para hacer una nueva catalogación y revisión de más de 6.700 obras.

La colección hasta entonces expuesta fue trasladada a un acopio en los bajos de la Biblioteca Nacional, donde ya estaban almacenadas otras obras de la institución.
Dicha medida incumple el artículo 2 de la ley con la que fue creado el Museo, que lo obliga a exhibir las obras más importantes de las artes plásticas nacionales de manera “constante”.
Urbina promueve la revisión ya que encontró la colección “muy desordenada” cuando asumió la dirección “y eso atenta contra la seguridad de las piezas”, detalló en entrevista con MAGAZINE.
Los trabajos iniciaron en octubre anterior y están a cargo de tres especialistas a tiempo completo, quienes han revisado hasta la fecha 517 obras en papel; es decir, fotos, dibujos, grabados y acuarelas, entre otros.
Encontraron que muchas requieren restauración, y tienen hasta dos o tres placas para identificarlas en la base de datos del Museo, en vez de una como correspondería.
Ejemplo es “La púdica”, de Sigfrido Jiménez, que tenía en su reverso la placa 2445782, pero en la base de datos con esa numeración aparece “Eclipse en Jerusalem”, de Guillermo Jiménez.
Otro caso es el “Portón rojo”, de Teodorico Quirós, la cual fue adherida a una tabla de plywood, y debe ser restaurada.
“Hemos encontrado obras con acidez y con masking tape pegados. Ahí hubiera seguido la cuestión” de no haber hecho nada, afirmó José Manuel Rojas, curador.
El estudio de las piezas se extenderá hasta finales de 2013. “No podés escoger entre más de 6.700 obras solo 150, que es lo que cabe en el Museo a la zumba marumba, para hacer una exposición. En todos los museos del mundo los curadores trabajan con una base de datos y fotos de las obras, entonces discuten cuáles obras elegir y hacer un guion”, explicó la directora. “Cómo vas a hacer un guion científico, intelectualmente profundo, sin saber dónde están o si existen”, añadió Urbina.
Los críticos del MAC señalan que el gran problema es que no se está exhibiendo la colección, como exige la ley, pero apoyan la medida de revisar la colección.
Tal es el caso de Eduardo Faith, anterior director del Museo, quien comentó que está totalmente de acuerdo con la catalogación, pero que nunca se debió quitar la colección de la vista del público. “Lo que yo no justifico es que para hacer esa revisión haya desmontado todo el Museo”, adujo.
Un criterio similar tiene Paul Woodbridge, abogado, quien afirma que la revisión “no es óbice para incumplir la ley que dice que ese ente procurará reunir y exhibir las obras más importantes de las artes plásticas por medio de su colección permanente”, en un artículo de opinión publicado en LA REPUBLICA.
A esto se suman otros señalamientos negativos como que la colección no está asegurada como lo exige su propia ley y que no está resguardada en un lugar adecuado.
Woodbridge señaló que él hizo una visita al acopio junto con la actual directora y a propósito de eso escribió en su artículo “¿qué era lo que quería que viera, el desorden, la suciedad, el descuido, la concepción nula de lo que es un acopio? ¿Qué pasaría si se quemaran esas pinturas y esculturas? No existe una póliza de seguro, no vi extinguidores, no hay climatización, ni ninguna medida de seguridad”.
Urbina comentó que sí es cierto que el lugar en el que se encuentran las obras no es adecuado, pero ya tiene seleccionado el lugar que se convertirá en la nueva casa de la colección, en Sabana Sur.
Dicho sitio es “cuatro veces” mayor al actual y están a la espera del visto bueno de la Contraloría para alquilarlo.
En cuanto al seguro, comentó que eso es un mal que no enfrentaron las administraciones anteriores, y que para asegurar las obras necesitan primero terminar de hacer la revisión y catalogación para ir al Instituto Nacional de Seguros para el proceso respectivo.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios