Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Murray y Federer priorizan Juegos Olímpicos

Redacción La República [email protected] | Lunes 21 diciembre, 2015

Andy Murray defenderá el oro en Río de Janeiro: dijo que las Olimpiadas superan en relevancia al Mundial de Fútbol. Karim Sahib/AFP-La República


Londres 2012. Andy Murray comenzaba a tachar casilleros pendientes. El escocés se consagraba campeón de los Juegos Olímpicos y quebraba una gran barrera. Luego, liberación. Pocos meses después festejaba su primer Grand Slam en el US Open; una temporada después, el histórico Wimbledon y hace unas semanas el golpe final en la Copa Davis. La vuelta se cierra y los Juegos Olímpicos vuelven a ser prioridad en su calendario.
"Se jugará en una época cargada del año, pero intentaré ajustar mi calendario para llegar en mi punto más alto", destacó Andy. "Buscaré jugar mi mejor tenis en los Juegos Olímpicos", marcó el británico, quien hace unos días definió a Amelie Mauresmo como único entrenador incluso con el riesgo de perderse el Australian Open.
"Estoy entusiasmado. Las condiciones probablemente sean duras por el calor, pero los Juegos Olímpicos son el evento deportivo más importante. Nada se compara con eso. Algunos podrán decir que el Mundial de fútbol es mayor, pero en los Juegos están todos los mejores atletas del mundo", continuó Murray.
Cabe destacar que el escocés no solo intentará defender el oro logrado en singles, sino que también podría jugar dobles junto a su hermano e incluso el mixtos, tal vez con Laura Robson, con quien ganó la medalla de plata en Londres, si es que ella logra tomar un buen ritmo de competencia tras la operación en la muñeca.
"Estoy deseando que llegue. Será un momento difícil en el calendario, porque tenemos Wimbledon, Copa Davis y Juegos Olímpicos muy cerca, pero acomodaré mis tiempos", repitió el escocés.
También Roger Federer anunció un sorpresivo calendario para 2016. Si no hace cambios sobre la marcha, el suizo disputará apenas un torneo sobre arcilla en todo el año: Roland Garros.
Federer difundió un calendario "tentativo" en el que sobresale la ausencia de cuatro de los nueve Masters 1000: Miami, Madrid, Roma y Monte Carlo. Los tres últimos, claro, sobre polvo de ladrillo.
De mantenerse este panorama, Roger tendrá una pausa de más dos meses entre Indian Wells y el Abierto de Francia.
En cambio, sumará una semana de competencia en la temporada de pasto, anteponiendo Stuttgart a su clásica presencia en Halle (donde ganó ocho veces) como antesala de Wimbledon.
Más adelante, claro, resaltan los Juegos Olímpicos de Río, en un tramo de temporada cargado: Toronto como previa y Cincinnati como regreso inmediato al circuito regular. En ese envión, el suizo planea jugar todo.
"Físicamente me siento en buena forma. Como dije más de una vez, espero estar aún en el circuito por un tiempo", enmarcaba días atrás.