Enviar
Murray va por Djokovic
Kim Clijsters busca el título y prepara el adiós

Fin de semana de madrugadas y buen tenis porque se viene el cierre del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año y en el que los grandes, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, ya están en casa viendo el torneo por televisión.
Andy Murray y Novak Djokovic cargan con el peso de darle un cierre de lujo a este torneo en el que no han faltado las sorpresas, una de ellas, la de ver por primera vez a una china en una final femenina de un Grand Slam.
Pero no nos adelantemos, vamos primero con los varones y contemos que Murray es finalista porque saldó con buen suceso su semifinal ante el español David Ferrer, quien disputó con ardor tres de los cuatro sets de este partido. Ganó el primero 6-4, definió por muerte súbita el segundo perdiendo 6-7 (2), cayó estrepitosamente en el tercero, 6-1 y lucho hasta el final en el cuarto donde, de nuevo vía muerte súbita, dobló la rodilla 7-6 (2).
"Yo estoy en la final y prefiero que ellos estén en su casa viéndola por la tele", dijo el escocés refiriéndose a que prefiere al serbio Djokovic, que a los dos astros del tenis mundial, Nadal y Federer.
El tenista escocés reconoció que se encuentra cerca del objetivo. "Esto es algo histórico. Algo por lo que siempre soñé desde crío”, pero agregó que “tampoco quiero cargarme de más presión y pensar que ningún británico, desde Fred Perry, ha ganado aquí” desde hace más de 60 años.
Por su parte, Ferrer lamentó haber estado tan cerca y perder el chance. “Era una buena oportunidad”, dijo el ibérico quien reconoció que es la vez que ha estado más cerca de una final de Grand Slam.
Del lado femenino Li amenaza el deseo de Clijsters de lograr su título número 41 y su cuarto grande, aunque los otros tres los obtuvo en los US Open, dos de ellos luego de su regreso a las pistas.
No obstante, está claro que la belga prepara su adiós definitivo y por ello que mejor que despedirse de Australia con la corona en su cabeza.
"Sé que esto probablemente va a ser mi última temporada completa en el tour y luego ya veremos”, expresó la jugadora.
La tenista belga saldrá como número dos del mundo pase lo que pase este sábado. Una condición de la que no disfrutaba desde antes de su retirada temporal, durante dos años.
Afronta Clijsters la final sin haber cedido un set en todo el torneo y enfrenta a una rival llena de entusiasmo, a la que ha vencido en cuatro de las ocasiones en que se han enfrentado. Aunque la última, en Sydney, terminó del lado de la china. Fue esta la única final que ha perdido Clijsters desde que volvió a las pistas.
Na Li, de 29 años de edad, acude a una cita con la historia. Nunca un tenista chino ha disputado la final de un cuadro individual de un Grand Slam. “Ganar el Abierto de Australia sería muy bueno para mi carrera como tenista. Para mí y para mi equipo. Tal vez también para el tenis de China” expresó la jugadora que acumula once victorias consecutivas en el 2011.

Luis Rojas y EFE
[email protected]

Ver comentarios