Murray ilumina a Inglaterra
La codiciada “Ensaladera de Plata” se ubica a los pies de los nuevos campeones, el equipo de Inglaterra liderado por Andy Murray. John Tys/AFP-La República
Enviar

201511292247570.recuadro-43.gif
El tenista Andy Murray fue ayer otra vez héroe del deporte británico al vencer al belga David Goffin 6-3, 7-5, 6-3 y darle a su país su primer título de Copa Davis en 79 años, décimo en el historial.
Primer británico campeón de Wimbledon, en 2013, tras una sequía de 77 años, Murray corrió por la pista, cayó al piso y recibió el abrazo de sus compañeros tras definir 3-1 la final con un gran globo, en el Flanders Expo de Gante.
Murray intervino en los tres puntos, sin ceder un solo set en sus dos singles (el viernes ante Ruben Bemelmans) y perdiendo apenas uno en el dobles con su hermano Jamie, ante la dupla Goffin-Steve Darcis el sábado, punto clave de la serie.
El estadounidense Pete Sampras, ante Rusia en 1995 en Moscú, fue el último que ganó tres puntos en una final.
Ahora con 10 títulos, Gran Bretaña subió al tercer puesto del historial, liderado por Estados Unidos (32) y Australia (28), una lista que luego sigue con Francia 9, Suecia 7 y España 5 entre los principales campeones de la Davis.
Murray, nacido hace 28 años en Dunblane, Escocia, y número 2 del mundo, tenía tal deseo de ganar la Davis que puso en duda su participación en el Masters de la semana pasada en Londres, superficie dura, pues quería más tiempo para adaptarse a la tierra batida.
Fue a Londres, pero quedó afuera de las semifinales.
El equipo británico retrasó un día el viaje a Gante, por las medidas de seguridad ante la alerta por terrorismo en Bruselas.
Ahora fue claramente superior ante un Goffin que también jugó los tres partidos de la serie, pero con más desgaste, pues el viernes debió batallar cinco sets ante el debutante inglés Kyle Edmund.
Murray tomó ventajas de 5-2 en el primer set, que ganó 6-3 en 49', cinco minutos más que el segundo, que fue más parejo, pero más veloz, siempre con el británico imponiendo un gran revés paralelo para contrarrestar los avances del belga.
Goffin sorprendió 2-0 en el tercer set y reanimó a los 12 mil aficionados que colmaron el pabellón, pero Murray reaccionó para ponerse 4-3 y completar su victoria con un globo sensacional.
Murray se convirtió en el cuarto jugador en triunfar en 11 partidos en una sesión de Copa Davis y en el tercero, después del estadounidense John McEnroe, en 1982, y el sueco Mats Wilander en 1983, en marcar un contundente 8-0 de victorias individuales en Copa Davis en una temporada, desde que se creó el Grupo Mundial en 1981.
Bélgica, que fue finalista de la Davis 111 años atrás, se había ilusionado tras superar en semifinales a Argentina, pero ayer Goffin, 16 del mundo, lució cansado e inferior a un Murray que le jugó con gran inteligencia: anotó 12 aces contra 4, 37-24 en tiros ganadores, 112-85 en puntos y cero doble falta, contra dos del rival.

Luis Cartín S.
Para La república


 



Ver comentarios