Enviar
Murray ejecutó a Federer
Un diabólico servicio dio al británico la corona

El británico Andy Murray ejecutó el plan que tenía previsto y venció por segunda vez este año al suizo Roger Federer, por 6-3 y 6-2, para conquistar el título en el Masters 1000 de Shanghái.
Con un diabólico servicio, un saque a 218 kilómetros por hora y sin desesperarse por los errores como en otras ocasiones, Murray doblegó a Federer en una hora y 25 minutos, en un partido en el que el suizo falló más de la cuenta.
Murray se hizo con el segundo título esta temporada, después del de Toronto, donde también se impuso a Federer en la final, y con el decimosexto de su carrera. Ganó un cheque por $616.500, en una semana en la que le ha ido todo bien. Se hizo con el torneo sin ceder un set; obtuvo su plaza para las Finales ATP que se disputarán en el O2 de Londres, se recuperó físicamente de unos problemas estomacales que le afectaron la pasada semana en Pekín y abandona China con una gran confianza para afrontar lo que le queda de temporada.
A pesar de la derrota, Federer aparecerá hoy segundo en la lista mundial, recuperando el puesto que el serbio Novak Djokovic le arrebató en el Abierto de EE.UU, pero lo hará con un sabor amargo.

Shanghái, China
EFE
Ver comentarios