Enviar
• Este ingreso extra puede ayudarle a aumentar su riqueza cada año

Multiplique el valor de su aguinaldo

• Olvídese de la alcancía y ahorre de mejores maneras

Aumentar la riqueza es una frase que suena bien para todos. Bueno, cada 12 meses muchos trabajadores asalariados tienen la oportunidad de incrementar su patrimonio invirtiendo un ingreso de dinero extra que reciben: el aguinaldo.
Si invierte su aguinaldo cada año en una entidad financiera, tendrá además de su dinero una ganancia de intereses que le permitirá costear algunas necesidades o lujos mucho más valiosos para usted que gastar su plata todas las navidades.
“El aguinaldo puede convertirse en una herramienta financiera muy poderosa que le ayudará a proyectar su futuro. Planificar en qué va a utilizar ese dinero permite enfrentar los gastos con fondos suficientes” dijo Dannia Villegas, directora regional del Banco Popular.
Usted puede escoger entre invertir en ahorros navideños o programados, fondos de crecimiento o de mercado de dinero, tantos abiertos como cerrados. Para los inversionistas más conservadores están los Certificados de Depósito a plazo (CDP).
“Los CDP son instrumentos de inversión que le permiten depositar cierta cantidad de dinero por un tiempo definido, ganando intereses a una tasa definida durante dicho plazo. Es por lo tanto, un instrumento de inversión de “renta fija”, pues el rendimiento esperado se pacta en la emisión del certificado y no cambia hasta su vencimiento”, explica Luis Fernando Rojas Navarro, gerente de producto de HSBC. La mayoría de estos instrumentos le darán una ganancia promedio del 8% anual, pero hay que recalcar que en el caso de los fondos de inversión nadie puede garantizar ningún rendimiento, mientras que en otros instrumentos como los CDP y los ahorros programados sí.
Además, algunas empresas tienen asociaciones solidaristas que ofrecen intereses similares a los de mercado por este tipo de ahorro y las ganancias obtenidas por la intermediación van a los dividendos de los asociados, es decir a usted mismo.
“El mayor error en el que pueden caer las personas es pensar que estos dineros son para despilfarrarlos aprovechando la época navideña. Nada más lejos de la realidad. Si se utiliza en forma planificada, pueden contribuir a la liberación de deudas, a afrontar mejor los gastos de los meses venideros y a iniciar un plan de ahorro”, dijo Villegas.
Si no desea ahorrarlo directamente, también los expertos dan otros consejos como: no gastarlo todo y reservar una parte para afrontar dificultades o gastos imprevistos a futuro, invertirlo en el pago de préstamos y limpiar el historial crediticio y enseñar el hábito del ahorro a los niños y jóvenes de la familia poniéndolos en contacto con productos financieros de ahorro que son especialmente diseñados para ellos.
Recuerde que este décimo tercer pago es un derecho fruto de una lucha social realizada hace muchos años, usted puede decidir gastarlo sin pensar o detenerse, tomar el tiempo e iniciar la acumulación de riqueza que le permita iniciar su propio negocio, pagar la educación de sus hijos o pasar esas vacaciones que siempre ha soñado.





Ver comentarios