Enviar
Posicionamiento de la marca atrajo como oportunidad de negocios
Multinacional Cargill compra Pipasa
Gigante estadounidense completa combinación con la empresa costarricense para expandir su mercado

La Corporación Pipasa pasó a partir de ayer a ser parte de la multinacional estadounidense Cargill. La transacción con la empresa costarricense es parte de una estrategia para aumentar las ventas de pollo y embutidos en la región.
Cargill tomó esta decisión bajo la premisa de que el aumento de ingresos de los ciudadanos centroamericanos significará mayor presencia de este tipo de productos en las dietas.
Pipasa aceptó la combinación porque visualiza oportunidades de mejora y desarrollo.
El atractivo de Pipasa en Costa Rica y Nicaragua radica en sus reconocidas marcas y reputación positiva en el mercado centroamericano. Por lo que a pesar de la combinación la empresa costarricense mantendrá su nombre y marcas.
La compañía se convertirá en un complemento importante para el negocio existente de Cargill en Centroamérica, que también procesa y distribuye pollo y embutidos.
De momento, ambos negocios continuarán trabajando como lo han hecho siempre.
Durante la integración, compartirán las mejores prácticas y buscarán en conjunto oportunidades de mejora para el negocio.
Los términos de la transacción no fueron revelados.
“Esta combinación muestra el compromiso de Cargill como proveedor líder en comida para los ciudadanos de Centroamérica, y de proveedor clave de concentrados para industrias exportadoras de pollo, ganado y mariscos”, dijo Bruce Burdett, líder de la Unidad de Cargill Meats Centroamérica.
La fuerza laboral de Pipasa fue otra de las grandes atracciones para Cargill, pues sobresale en proveer soluciones a clientes y tiene el conocimiento y la experiencia en diversas áreas.
Ahora, los 4.190 colaboradores directos en Costa Rica y 1.038 en Nicaragua complementarán a los de Cargill.
Cargill opera en Costa Rica desde 1999, cuando adquirió la marca local de negocios de carne procesada Cinta Azul.
Desde hace varios años ponderó la oportunidad de negocios con Pipasa, pero no es hasta ahora que ambas firmas decidieron integrar fortalezas.
“La combinación de Cargill y Pipasa creará un negocio que ayudará a satisfacer la creciente demanda de alimentos de alta calidad en América Central”, mencionó Burdett.
En la actualidad, la firma con sede central en Mineápolis, Estados Unidos, cuenta con 558 asociados en Costa Rica. La mayoría se ubica en áreas metropolitanas y en las agencias de ventas en Guápiles, Guanacaste y Pérez Zeledón.
Sus marcas en el país son Cinta Azul, Premier y Castillo del Roble.
Por su parte, Pipasa cuenta con cinco procesadoras, cinco centros de alimentación animal, así como 12 plantas de distribución. Sus principales marcas son Pipasa, Tiquicia y Ascan.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios